3 de febrero de 2015 07:34

El nuevo presidente italiano Sergio Mattarella prestó juramento

El electo presidente Sergio Mattarella en el discurso en el Parlamento. Foto: Alberto Pizzoli / AFP

El electo presidente Sergio Mattarella en el discurso en el Parlamento. Foto: Alberto Pizzoli / AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

El nuevo presidente italiano, Sergio Mattarella, asumió el martes, 3 de febrero de 2015,  oficialmente sus funciones en la tradicional ceremonia de juramento de la Constitución.

Mattarella, de 73 años, elegido presidente el sábado pasado por el parlamento, homenajeó en su primer discurso a su predecesor Giorgio Napolitano, de 89 años, que había renunciado el 14 de enero.

El discurso del nuevo presidente, docente universitario y juez del Tribunal Constitucional, quien inició su vida política hace 30 años en las filas de la otrora poderosa Democracia Cristiana, fue interrumpido por los aplausos más de 40 veces, inclusive por parte de los parlamentarios de derecha y del movimiento antisistema Cinco Estrellas

"Debemos evitar el riesgo de que la crisis económica termine por afectar los valores en los que se basa el pacto social de la Constitución", afirmó.

"La democracia no es una conquista definitiva", recalcó.

El decimosegundo presidente de la República, elegido para un período de siete años, la única persona con derecho a disolver el Parlamento y a convocar elecciones legislativas anticipadas, rindió homenaje también a los jueces Giovanni Falcone y Paolo Borsellino, asesinados por la mafia y a un bebé de dos años que murió en un atentado contra la sinagoga de Roma en la década del 80.

Mattarella, el primer siciliano que llega a la presidencia de Italia, que vivió personalmente los horrores de la mafia tras el asesinato de su hermano en un atentado de Cosa Nostra, defendió también "el derecho al trabajo" y apostó por el saneamiento de la economía para que Europa crezca, advirtió.

Interpretado como un gesto de acercamiento, el presidente invitó al magnate y exprimer ministro Silvio Berlusconi, junto con todos los líderes políticos del país, a la ceremonia oficial en el palacio del Quirinale, sede de la presidencia.

El exjefe de gobierno y líder de una derecha en declive, al que le redujeron el lunes los 45 últimos días de servicio a la comunidad a la que había sido condenado por fraude fiscal, podrá asistir a la solemne ceremonia, pese a haber sido expulsado del Senado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)