16 de septiembre de 2014 21:50

Los miembros de la 'súper' Junta Monetaria tienen 37 años, en promedio

Diego Martínez.

Diego Martínez es el delegado del Presidente a la Junta de Regulación Bancaria. Foto: Archivo / EL COMERCIO. 

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 53
Triste 3
Indiferente 9
Sorprendido 43
Contento 1
Mónica Orozco. Coordinadora

Tres economistas, un administrador de empresas y un sociólogo conforman la Junta de Política y Regulación Monetaria y Financiera. Tienen, al menos, dos títulos universitarios y, en promedio, no superan los 37 años. 

El ente, que regulará al sector financiero, de valores y de seguros, está listo para empezar sus funciones, luego de que el pasado 12 de septiembre el presidente de la República, Rafael Correa, nombrara a Diego Martínez como su delegado al organismo.

Estará conformado, además de Martínez, por el Ministro Coordinador de la Política Económica, Patricio Rivera; el Ministro de Finanzas, Fausto Herrera; el Secretario Nacional de Planificación, Pabel Muñoz; y el Ministro Coordinador de la Producción, Richard Espinosa. Excepto este último, los cuatro primeros han pasado por la Secretaría Nacional de Planificación (Senplades).

Asimismo, los cuatro primeros se graduaron en la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE) y Espinosa en la Universidad San Francisco de Quito.

De igual modo, los cuatro primeros, recién graduados o aún cursando la universidad, empezaron a laborar en ministerios, secretarías, subsecretarías, desde donde sus carreras proyectaron un rápido ascenso.

En las hojas de vida de estos funcionarios destaca experiencia en proyectos, planificación, elaboración de modelos económicos.

Otro rasgo común de estos profesionales es que su carrera se hizo principalmente en el sector público, y básicamente en el actual Régimen.

Espinosa, además de la labor en el sector público, también tiene amplia experiencia en empresas privadas donde se ha desempeñado como gerente de Marketing, principalmente.

Con 55 funciones y tres facultades macroeconómicas, la Junta podrá direccionar el crédito a segmentos productivos considerando el riesgo de cada uno de ellos, definir la política de inversión de la liquidez del país y del sistema financiero, entre otros.

Esta Junta también podrá disponer que las divisas provenientes de operaciones que ella defina ingresen obligatoriamente al país. Con ello, el control al sistema financiero se hace más fuerte.

Rivera, en entrevista con la Revista LÍDERES, publicada el lunes de esta semana, señaló que las regulaciones que tiene que elaborar la Junta supera las 300. “Conforme estemos listos para ir expidiéndolas, conversaremos con los involucrados”, indicó.

Ramiro Aguilar, asambleísta del Movimiento Concertación, dijo que una de las primeras dificultades de la Junta será asumir sus numerosas funciones. “Se harán viejos los miembros de la Junta antes de aprobar todos los reglamentos que deben aprobar según el Código”.

Pero Martínez consideró, días atrás, que es eficiente aglutinar a entes dispersos en un solo organismo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)