27 de April de 2011 00:00

Julián Assange, un anarquista que puso en apuros al poder

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Wikileaks es una página web en la que se publican documentos filtrados. Se convirtió en centro de la atención mundial cuando liberó miles de mensajes confidenciales del Gobierno de los EE.UU. sobre las guerras de Iraq y Afganistán y sobre la conducta de la diplomacia estadounidense.

La organización se fundó en el año 2006 por Julián Assange, un activista y periodista australiano, junto con grupos de coidearios y de expertos en computación.

La fama de este grupo comenzó con la publicación de un explosivo material tan diverso como la contaminación en África, correos electrónicos de la política de derecha estadounidense Sara Palin o informes secretos vinculados a la base de Guantánamo.

Cuando publicó decenas de miles de informes militares secretos sobre las guerras de Iraq y Afganistán, en julio del 2010, fue acusado por militares de los EE.UU. de poner en riesgo la vida de soldados y civiles. La filtración, a finales de diciembre del 2010, de cerca de 250 000 cables del Departamento de Estado disparó la ira y la crítica de funcionarios de los EE.UU. y de otros países.

Básicamente, el Departamento de Estado teme que la divulgación de los cables lastime los intereses de los EE.UU., al exponer a informantes extranjeros que entregaron información a los diplomáticos de EE.UU.

El aparecimiento de estos cables coincidió con una serie de problemas legales de Assange, que estaba siendo investigado por abuso sexual en contra de dos mujeres suecas. Assange negó los cargos y dijo que las relaciones fueron bajo consentimiento.

En diciembre del 2010 la Policía británica lo arrestó en Inglaterra. Logró salir bajo fianza pero un juez británico dio paso al pedido de extradición de la justicia sueca. Actualmente reside en una hacienda de 600 hectáreas al sur de Londres, mientras se decide su apelación al fallo del juez que aceptó la extradición a Suecia.

Assange, un personaje con una ideología que ha sido calificada como “anarquista y terrorista”, ha dicho que su lucha apunta a desmontar el poder haciendo públicos sus secretos. También dice que su decisión de divulgar documentos secretos se debe a que los medios de comunicación ya no gastan en investigaciones propias por lo que han plegado a la agenda informativa de los gobiernos.

“Cualquier Estado, si quiere sobrevivir, tiene que inscribirse con uno de los tres proveedores de inteligencia y sistemas armados. Los proveedores son el Imperio occidental, Rusia, antiguo Imperio soviético y China, que aún no es un imperio, pero empieza a moverse en esa dirección”, dijo Assange al diario español El País.

Las revelaciones de estos documentos, sin embargo, han puesto en apuros no solo a la diplomacia estadounidense y sus informantes, sino a gobernantes de otros países. Los cables, que básicamente son informes de las embajadas de los EE.UU. , han revelado lo que los diplomáticos estadounidenses piensan sobre los gobiernos y sus mandatarios. Por ejemplo, al presidente francés Nicolás Sarkozy se lo calificaba como “Pequeño Napoleón”; al primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, como aficionado a las menores de edad; al nicaraguense Daniel Ortega, como corrupto, y a la presidenta Cristina Kirchner como desequilibrada.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)