11 de octubre de 2016 10:00

Fiscal dice que Luis Chiriboga no justificó USD 3,9 millones

Ayer, Luis Chiriboga llegó a los Tribunales Penales acompañado de sus dos abogados. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Ayer, Luis Chiriboga llegó a los Tribunales Penales acompañado de sus dos abogados. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 74
Triste 4
Indiferente 3
Sorprendido 1
Contento 139
Fernando Medina
fmedina@elcomercio.com

Administró recursos ilegales, ocultó dinero, burló los controles tributarios e hizo maniobras para esconder sus ingresos. Esas fueron las acusaciones que enumeró ayer la fiscal Diana Salazar en contra del expresidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF), Luis Chiriboga. Así se inició el juicio por el delito de lavado.

El extitular de la FEF y otros dos exdirectivos son procesados por estos hechos.

La diligencia se inició a las 08:30, en el quinto piso de los Tribunales Penales, en el norte de Quito. El primero en llegar fue Chiriboga, quien está bajo prisión domiciliaria desde diciembre pasado. Arribó en un vehículo con vidrios polarizados, escoltado por agentes. Luego ingresó acompañado de sus dos abogados.
Después aparecieron Hugo M., extesorero de la FEF, y Pedro V.,excontador del ente.

Los dos tenían esposas en las muñecas y eran custodiados por cuatro guías penitenciarios. Desde septiembre pasado guardan prisión preventiva en una cárcel de Quito.

En la sala de audiencias se sentaron los tres procesados. A la cabeza estuvo Chiriboga. Desde allí oyó las acusaciones de la fiscal Salazar, quien dijo que en los 11 meses de investigación se pudo detectar que el exdirectivo “ocultó el origen de USD 3,9 millones”.

Esos montos corresponderían, aparentemente, a la entrega de derechos del mercadeo de fútbol. Pero estos no serían los únicos rubros que el extitular no justificó. En la teoría del caso también se detalla que existen más de USD 2 millones por presuntas donaciones hechas por la Conmebol.

Todas esas irregularidades constan en el expediente judicial de más de 800 cuerpos.

Para comprobar esa teoría, la Fiscalía llamó a 53 testigos. Entre ellos a peritos, dirigentes de fútbol y funcionarios de la FEF.
La defensa de los tres procesados, en cambio, llamó a testificar a 60 personas. Los abogados intentarán demostrar que no hubo lavado.

Al menos eso lo aseguró ayer Mauricio Garrido, abogado de Chiriboga, durante su intervención frente al Tribunal Penal. Tras las acusaciones en contra de su cliente, el defensor mencionó que los informes de la Fiscalía se basan solo en notas de prensa relacionadas con el “escándalo mediático que se originó en Estados Unidos”, denominado FIFAGate.

Las autoridades norteamericanas revelaron en mayo y diciembre una lista de nombres de altos directivos de fútbol envueltos en corrupción. En la segunda lista apareció Chiriboga.

Para Garrido, la Fiscalía no tiene pruebas de la culpabilidad del extitular de la FEF y aseguró que se está juzgando a “un hombre inocente”.

Comentarios similares hicieron los abogados de Hugo M. y Pedro V., quienes también manifestaron que no hay pruebas contundentes en su contra.

Tras esos alegatos, la jueza Miriam Escobar dio inicio a la fase de pruebas. El primer documento analizado fue el informe de la Unidad de Análisis Financiero (UAF).

El reporte de ese organismo señala que existen “inconsistencias en los movimientos tributarios” de los tres procesados. Por ejemplo, en el caso de Chiriboga se detalla que desde el 2010 hasta el 2012 tuvo ingresos de hasta USD 5 millones.

Ese monto salió de las ganancias que le dejó una empresa que se dedica a organizar “eventos deportivos al aire libre” y de la cual es su dueño.

Además, la UAF detectó otros USD 1,5 millones que Chiriboga no tributó y que llegaron, presuntamente, de coimas recibidas en el 2015.

Esto fue desmentido por Garrido, quien interrogó al director de la UAF, Patricio Chamorro. El analista aceptó que ese valor fue tomado de notas de prensa de medios de EE.UU.
Lo que sí advirtió fue que una empresa depositó USD 3,5 millones a Chiriboga; pero el exdirectivo únicamente justificó USD 500 000.

En el caso de Hugo M., la UAF señala que existen valores sin reportes por USD  340 000. También precisa que en sus cuentas bancarias recibió transferencia de la misma empresa que entregaba dinero a Chiriboga y del excoordinador de selecciones, Vinicio Luna, quien en mayo aceptó su responsabilidad y fue sentenciado a 12 meses de cárcel.

Él también testificará en este juicio, como parte de los testigos de la fiscal Salazar­.

En estos días también testificarán el jefe financiero de la FEF, representantes del Servicio de Rentas Internas (SRI) y de entidades bancarias.

El actual presidente de la Ecuafútbol, Carlos Villacís, y la secretaria del organismo, ya rindieron su versión el viernes. Allí, el titular mencionó que no conocía las operaciones financieras de la FEF durante la administración de Chiriboga.

En el caso del excontador Pedro V., la Fiscalía advirtió que no hay documentos que justifiquen ingresos de USD 50 000. Marco Freire, abogado del exdirectivo, señaló que su cliente es bachiller y la ley le impedía mover dinero de la Ecuafútbol. “Esto lo demostraré en el juicio”, aclaró.

La diligencia se suspendió al mediodía y se reinició en la tarde. Está previsto que la audiencia dure al menos dos semanas.

En contexto

En Guayaquil, la Fiscalía abrió otra investigación en contra de los tres exdirectivos. En esa indagación se rastrea un presunto delito de abuso de confianza. Esto debido a que se habría desviado fondos de la Ecuafútbol para otras actividades ajenas al deporte.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (33)
No (4)