25 de mayo de 2015 15:52

Paso peatonal del Colegio Montúfar llevará el nombre de alumno atropellado en el 2009

El puente peatonal, frente al Colegio Montúfar, llevará el nombre de Fernando Jaramillo, estudiante que falleció tras ser atropellado por un bus. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

El puente peatonal, frente al Colegio Montúfar, llevará el nombre de Fernando Jaramillo, estudiante que falleció tras ser atropellado por un bus. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 18
Diego Bravo

El Juzgado I de Tránsito declaró culpable a Geovanny C. por la muerte del joven estudiante del colegio Juan Pío Montúfar (sur de Quito), Fernando Alexander Jaramillo Galarza. El joven de 17 años falleció la tarde del 24 de enero del 2009 tras ser atropellado por un bus frente a esa unidad educativa.

Ese día, el joven salió del colegio luego de realizar su práctica en la banda de guerra. Hizo parar un bus y se subió, pero ante el arranque brusco del vehículo –que había sido rebasado por otro- perdió el equilibrio y cayó al pavimento. En ese momento, las llantas posteriores lo alcanzaron y el chico fue trasladado a una casa de salud. Allí se confirmó su muerte…

Verónica Galarza, madre de la víctima, recibió a este Diario la mañana de hoy, 25 de mayo del 2015, en el séptimo piso del edificio en donde ella trabaja para contar su historia. A su juicio, el fallo del caso es emblemático. La razón: por primera vez en la historia se logró una sentencia única en la que se habla de reparación integral para la familia de la víctima.

Esta consiste en una indemnización económica equivalente a USD 176 000 que debe ser cancelada por el conductor del bus y la propietaria del vehículo como deudora solidaria. Además, la dueña del automotor, el chofer y la cooperativa de transporte tendrán que ofrecer disculpas públicas a la familia del fallecido en las instalaciones del Colegio Montúfar. “Esto se hará en un día que se coordine con las autoridades del plantel en un plazo no mayor a 30 días”, dice el documento.

La madre del estudiante del Colegio Montúfar considera que la sentencia por el juicio de tránsito, tras la muerte de su hijo, marca un precedente por los pedidos del juez. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

Además, el paso peatonal ubicado frente al colegio Montúfar, en la avenida Napo (sur de la capital), se llamará ‘Fernando Alexander Jaramillo’. Este se construyó a partir de ese accidente para que “quede marcado un precedente en la memoria colectiva de la lucha contra la impunidad”. Otro aspecto importante de la sentencia es que se pide la colocación de una placa conmemorativa a nombre de los estudiantes de ese establecimiento que han fallecido en accidentes. En esta deben incluirse los nombres de Fernando Alexander Jaramillo Galarza.

Otra disposición del juez es que los demandados publiquen la sentencia en la prensa junto a una nota de disculpas públicas. Además, la Agencia Nacional de Tránsito (ANT) tendrá que diseñar y configurar un curso de Educación Vial y Derechos Humanos para niños y adolescentes dirigido a los choferes profesionales de empresas de transporte público y habrá un plazo de 90 días para ejecutoriarlo.

En un plazo de ocho días tras ejecutoriarse el fallo, se oficiará a la ANT para que en los archivos de la compañía de transporte conste esta sentencia como precedente para la renovación del permiso de funcionamiento. Finalmente, se pide que en la Asamblea Nacional se realice un minuto de silencio en memoria de Fernando Alexander Jaramillo Galarza y otras víctimas de accidentes de tránsito.

Tras conocer la sentencia que es de primera instancia, Verónica Galarza espera que “la Corte Provincial confirme y apoye el fallo que es lo que más se acerca a la justicia”. ¿Por qué? Ella explica que antes ya hubo una sentencia de cinco años en contra del conductor del autobús y que luego fue reducida a tres en la Corte Provincial. Añade que en ese fallo no se argumentaron las causas de la rebaja. “Estos han sido seis años de lucha y calvario. Incluso he acudido a la Asamblea Nacional a pedir que no se les incremente los puntos de la licencia a los conductores. Esto ocurrió cuando se analizaban las reformas a la Ley de Tránsito en el 2009”, manifestó la mujer.

Ella continúa en la lucha y sabe que se trata de un fallo de primera instancia. Ya se enteró que los procesados lo apelaron y el caso pasará a conocimiento de la Corte Provincial de Pichincha...

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)