12 de December de 2009 00:00

El juguete didáctico se revaloriza en esta Navidad

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Sociedad

La Navidad es una fiesta para los niños y los juguetes son su principal componente. En el mercado hay una variedad, pero lo importante es saber elegirlos.

El crecimiento y el desarrollo psicomotor  (mente y movimiento) depende del 50% de estos instrumentos,  según la psicóloga Jaqueline Estrada. A la hora de comprar un juguete, primero hay que  considerar  la edad.

La psicóloga educativa Alexandra Proaño  explica que el niño crece por etapas. De 0 a 3 años está en una fase receptora. Entonces, los juguetes recomendables son aquellos que estimulen sus sentidos. 

De 3 a 5 años está en la etapa del simbolismo, es decir replica lo que ve. Los juguetes aptos son los que definen roles como las muñecas, cocinas, carros…

Entre 5 y 7  años está en lo  organizacional; los rompecabezas y legos corresponden a esta edad. De 7 a 12 años empieza la fase social, los juegos de mesa son una buena  alternativa.

En el mercado,  la oferta se mantiene con los juguetes tradicionales: carros, aviones, robots, muñecas... por el incremento de los aranceles en las importaciones, según  Xavier Castillo, gerente del Grupo Comercial Viserco.

Las estadísticas de la Corporación Aduanera del Ecuador indican que entre  junio  y agosto, meses en los que antes más se importaban juguetes, se registró un descenso de hasta un  49%.
 
Así,  la novedad es que los  de cuerda y fricción cobran vigencia.  La tendencia surge para  abaratar costos y no  contaminar con el uso de pilas y baterías, explicó Margarita  Velasteguí de la Importadora Carol.  Los precios en estos  varían entre USD 5 y 30. Pese a que no son  de última línea, los precios subieron   hasta  un 15%, según Castillo.

Las psicólogas Estrada y Proaño insisten en  que se   prioricen  los  juguetes de cuerda y los didácticos,  porque  son más provechosos para el niño. “No siempre lo que está a la moda  es mejor”.

Una  buena  opción   son los juguetes del Centro del Muchacho Trabajador. En el taller, John Paguay, Édison Centeno, Ernesto Soto y Richard Maza  elaboran   legos, seriaciones, puzzles y ensartes en madera. Trenes, casas, figuras geométricas... están en la oferta. “Estos son educativos y durables”, dijo Paguay.

El valor de estos oscila entre USD 4 y 30. Celia Untuña, coordinadora del taller, destacó que  las recaudaciones se destinan a programas sociales que benefician a 2 000 personas.

Pero  los juguetes electrónicos y digitales: computadoras, Gameboy, PlayStation, nintendos, radio tetrix,  iPods… siguen entre los   preferidos por los infantes. 

Por ello, Mariana Pillajo y Olga Jara surtieron con estos artefactos sus locales en el Centro Comercial Ipiales, centro de Quito.  De cada 10 ventas  siete son de este tipo, indicaron.

Los niños mayores de 8 años son los que más los buscan. Sebastián León, de 12 años, quiere un Nintendo Wii. Él cree que “los carros son para los bebés, a mí me gusta jugar en la compu”.

Con este tipo de juguetes se debe  tener especial cuidado. Proaño recomienda permanente supervisión de los padres y que el tiempo máximo de juego sea de una hora al día. 

También hay que considerar las aptitudes e inteligencias. Si al niño le gusta la música, el juguete debe ir de acuerdo con su afición.    Johny Ortega, de 5  años, escucha la música de Michael Jackson, incluso lo imita en el baile. Su padre Marcelo ve en él un potencial para el inglés, por ello le  comprará juguetes que le permitan practicar ese  idioma.  Así, los juguetes son  herramientas de distracción y aprendizaje para los niños.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)