23 de agosto de 2016 16:09

Un juez ordena al Estado peruano el reparto gratuito de la 'píldora del día después'

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Agencia AFP

La justicia peruana ordenó al Ministerio de Salud el reparto gratuito del anticonceptivo oral de emergencia, conocido como “píldora del día después”, que estaba suspendido desde 2009 por el Tribunal Constitucional por considerar que existía una “duda razonable” sobre sus presuntos efectos abortivos.

El Ministerio de Salud en el plazo de 30 días debe distribuir “de manera provisional en forma gratuita, en todos los centros de salud a nivel nacional” el anticonceptivo, según la sentencia del Primer Juzgado Especializado en lo Constitucional de Lima, fechada el 17 de agosto.

La resolución judicial definitiva se conocerá en los próximos días.

Pese a que el medicamento, conocido como Levonorgestrel, es de libre venta en las farmacias peruanas, el fallo del 2009 del Tribunal Constitucional impidió al Estado peruano el libre reparto de la pastilla en las dependencias de salud, pero dejó abierta la puerta a su distribución, si en el futuro había consenso sobre la inocuidad de la misma.

Con esa prerrogativa, la ciudadana Cristina Gómez, junto con la ONG Promsex, presentaron un recurso ante un tribunal con nuevos antecedentes considerando como una “vulneración del derecho de igualdad” que sólo personas con recursos pudieran acceder a la píldora, y no quienes tienen menores posibilidades económicas.

El alegato de los demandantes subrayó a favor de su causa que Perú tiene “una de las tasas de violencia sexual contra las mujeres más altas en Sudamerica y el uso de la píldora puede evitar embarazos no deseados” producto de una violación.

“Nosotros somos respetuosos de las instancias y tenemos que acatar lo que nos diga el juez”, afirmó la ministra de Salud, Patricia García, tras conocer la decisión.

Haciendo uso de su humor cáustico, el presidente Pedro Pablo Kuczynski dijo que la ministra va a “consultar al cardenal primero”, en alusión al arzobispo de Lima, Juan Luis Ciprini, una figura del Opus Dei en América Latina y férreo opositor a este método anticonceptivo. Luego lanzó una carcajada.

La decisión de la justicia se ampara, entre otros argumentos, en que la Organización Mundial de la Salud considera que la píldora “previene el embarazo impidiendo o retrasando la ovulación” y “no son eficaces una vez que ha comenzado el proceso de implantación y no pueden provocar aborto”.

Según la ONG Promsex, en Perú se venden anualmente alrededor de tres millones de tabletas del anticonceptivo oral de emergencia, una cifra superior a la que se comercializa en otros países de la región.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)