20 de January de 2010 00:00

Los jubilados reclaman por el alza de USD 10 a sus pensiones

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Guayaquil 

La lluvia de    ayer  impidió la ocupación   de la  Caja del Seguro Social, en el centro de Guayaquil. Esa era la intención  de un grupo de jubilados de la Asociación Publio Falconí, para protestar por el aumento de USD 10 mensuales en sus pensiones.

“Eso no alcanza para nada. Son USD 0,33 diarios, para un pan y una botella de agua.   Por lo menos, hubieran dado  USD 40 como el año pasado”, reclamó Jaime Avilés mientras buscaba refugio en una de las aceras del edificio.

En la concentración, que comenzó a las 10:00, participaron unos 40 pensionistas.   Amontonados en la avenida Olmedo, en el sector de la Bahía,  pidieron la salida de Ramiro González, presidente del   Consejo Directivo del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), así como de   otros miembros del Directorio.

Con carteles, algunos pensionistas se apostaron en el carril por donde transitan los   buses de la  Metrovía. La llovizna diluyó, en parte, la   tinta que usaron para escribir sus frases  de protesta.

Dos patrulleros de la Policía Nacional también  llegaron al sitio para  vigilar la manifestación, que duró pocos minutos.
Wilson Hidalgo se sumó a la protesta. Este jubilado trabajó durante 40 años y por su labor recibe USD 353 mensuales.  El ligero temblor de su brazo izquierdo no le impidió sumarse a la manifestación. “Nos están mintiendo, nos prometieron un mejor aumento, pero piensan que somos burros”.

La   llovizna   ahuyentó a la mayoría de jubilados.  Solo un pequeño grupo se agrupó en los exteriores de la oficina de pensiones.
Recostado a un pilar,  Cipriano López se quejaba de la atención que reciben en el hospital    del IESS.  “No nos dan medicamentos, solo dan esos genéricos que nos hacen daño”, dijo. 
Su pensión es de   USD 192  y a más de alimentación y arriendo debe destinar un monto mensual para comprar sus medicinas fuera del Seguro.

En su bicicleta, Víctor Morán llegó al punto de concentración.   Hace seis años se jubiló y hoy, por sus 36 años de trabajo en una cadena de supermercados, recibe USD 340. “Tenemos que estirar la plata, porque nada alcanza. Hoy que fui a retirar y veo que solo me han dado USD 10 más. Esto es una burla para nosotros”, reclamó Morán,  de 65 años.

A  la misma hora, en la explanada del estadio Alberto Spencer, González eludió preguntas sobre el aumento de las pensiones jubilares, cuando participaba en la entrega de 50 ambulancias para las   unidades médicas del IESS.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)