23 de noviembre de 2015 15:23

Jubilados rechazan intervención en los fondos de pensiones del IESS

Un grupo de jubilados se concentró en la Plaza Grande como señal de protesta frente a los cambios en el IESS. Foto: Diego Puente/ EL COMERCIO

Un grupo de jubilados protesta frente al Palacio de Carondelet este lunes 23 de noviembre del 2015 por los cambios en el IESS. Foto: Diego Puente/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 10
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 108
Diego Puente

Un grupo de adultos mayores se concentró la mañana del lunes 23 de noviembre frente al Palacio de Carondelet. Con carteles en manos y un megáfono pedían “respeto” a las instituciones de seguridad social.

Alfonso Yánez, vicepresidente de la Coordinadora de organizaciones de jubilados y pensionistas, dijo que acudieron a la Presidencia para entregar documentos que demostrarían “los atropellos” en contra de los jubilados.

Ellos critican el traslado de recursos del fondo de pensiones al fondo de salud del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS). “El Gobierno no pagó USD 1 800 millones de deuda que tiene con la salud pública del IESS”, sostuvo el dirigente.

Según el representante de los jubilados esa acción provocaría un desfinanciamiento en el futuro. Dijo que hasta este año recibían un aumento dependiendo del monto de la pensión. Los que tenían más ingresos recibían menos aumento y los jubilados con menos pensiones recibían aumentos que iban hasta el 16%. “En enero todos vamos a recibir el 3%”.

Unos 30 jubilados del IESS, del Instituto de Seguridad Social de la Policia (Isspol) y del Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas (Issfa) se concentraron en las afueras de la iglesia de La Catedral.

Un grupo de jubilados se concentró en la Plaza Grande como señal de protesta frente a los cambios en el IESS. Foto: Diego Puente/ EL COMERCIO

Un grupo de jubilados se concentró en la Plaza Grande como señal de protesta frente a los cambios en el IESS. Foto: Diego Puente/ EL COMERCIO

Ellos caminaron hasta la calle García Moreno para expresar su inconformidad sobre este tema al presidente Rafael Correa. De inmediato, un contingente policial se acercó y les pidió bajar la voz y los carteles. “Hoy no se puede protestar porque es el cambio de guardia presidencial”, dijo el oficial a cargo.

Los jubilados señalaron que no se quedarían mucho tiempo porque tenían una audiencia al interior del Palacio de Carondelet. Enseñaron un documento en el que estaba autorizado su ingreso. Mientras los manifestantes y los policías dialogaban, un grupo de simpatizantes del Gobierno gritó consignas a favor del Jefe de Estado. Hubo personas que increparon a los manifestantes. “Fuera golpistas, fuera”.

Los jubilados no se inmutaron y tampoco las representantes de las hijas solteras que recibían pensión. En junio de este año se les quitó esta asignación que tenían desde 1959. María Reyes sostuvo que el cambio las perjudicó. “Uno de los requisitos para recibir la pensión era que no seamos afiliadas, por eso no nos afiliamos. Ahora lo perdimos todo y a nuestra edad no nos dan trabajo”, señaló esta mujer de 60 años.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (3)