21 de septiembre de 2016 11:35

Juan Manuel Santos en la ONU: 'Hay una guerra menos en el planeta'

El emotivo discurso de Juan Manuel Santos en la Asamblea de la ONU coincide con el Día Internacional de la Paz. Foto: EFE

El emotivo discurso de Juan Manuel Santos en la Asamblea de la ONU coincide con el Día Internacional de la Paz. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Agencia AFP

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, dijo este miércoles 21 de septiembre del 2016, que “hay una guerra menos en el planeta”, cuando exhibió ante los líderes mundiales reunidos en la ONU el acuerdo de paz que puso fin a medio siglo de enfrentamientos.

Santos recordó que comenzó a negociar con la guerrilla de las FARC, “la más grande y antigua del continente americano”, desde que asumió la presidencia en 2010.

“Hoy regreso a las Naciones Unidas para anunciar -con toda la fuerza de mi voz y de mi corazón- que la guerra en Colombia ha terminado”.

“Hay una guerra menos en el planeta”, añadió luego, en un comentario que genera un sentimiento de alivio en momentos en que los líderes mundiales se estancan en las frustrantes negociaciones para intentar detener la sangrienta guerra de Siria.

Su emotivo discurso en la Asamblea General reunida en Nueva York coincide con el Día Internacional de la Paz.

También ocurre poco después de que el mandatario presentara los términos del acuerdo, en una carpeta adornada con la bandera colombiana, a los representantes de los 15 miembros del Consejo de Seguridad de la ONU, que la recibieron con aplausos de pie.

El acuerdo entre el gobierno y las FARC fue sellado el 24 de agosto en La Habana, será firmado el próximo lunes y ratificado -o rechazado- en un referendo el 2 de octubre, aunque se espera que la población lo apruebe.

Después de la firma del lunes, “comenzará la concentración de los miembros de la guerrilla en diversos campamentos, donde entregarán sus armas a las Naciones Unidas en un plazo de seis meses, e iniciarán su proceso de reincorporación a la sociedad”.

“Las armas se fundirán y se convertirán en tres monumentos a la paz: uno aquí, en Nueva York; otro en Cuba, la sede de los diálogos, y otro en Colombia”.

El presidente explicó que el acuerdo significa, entre otras cosas, que las FARC podrán convertirse en un movimiento político dentro de la democracia, que los campesinos -los más afectados por el conflicto- vivirán una mejoría considerable en su calidad de vida y que habrá más acceso a la tierra.

También dijo que “es la primera vez en la historia de la resolución de conflictos armados en el mundo en que un gobierno y un grupo armado ilegal -a través de un acuerdo y no por imposiciones externas- pactan una justicia transicional para someterse a ella”.

“Los responsables de crímenes internacionales y otros delitos graves serán investigados, juzgados y sancionados”.

El acuerdo también significará que el narcotráfico dejará de alimentar una guerra que duró más de medio siglo.

“Las FARC se comprometen a romper cualquier vínculo con esta actividad” y dejarán de proteger los cultivos ilícitos de coca.

Y esto impactará en el medio ambiente: “En la medida en que se sustituyan los cultivos ilícitos por cultivos legales, terminará la deforestación generada para sembrar coca”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)