9 de octubre de 2017 12:06

Juan Manuel Santos lamenta ataque de Policía a misión humanitaria y pide responsabilidad

En la foto, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, pronuncia un discurso durante la instalación de One Young World el pasado 4 de octubre en Bogotá. El presidente colombiano lamentó lo sucedido en contra de una misión humanitaria el domingo 8 de o

En la foto, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, pronuncia un discurso durante la instalación de One Young World el pasado 4 de octubre en Bogotá. El presidente colombiano lamentó lo sucedido en contra de una misión humanitaria el domingo 8 de octubre del 2017. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, calificó el lunes 9 de octubre del 2017  de "lamentable" el hostigamiento a tiros que miembros de la Policía hicieron ayer, domingo 8 de octubre, contra una misión humanitaria, de la que hacían parte periodistas, que trataba de llegar al lugar donde el pasado jueves fueron asesinados seis cultivadores de coca.

"El incidente de ayer es un hecho lamentable. Nuestro Gobierno valora siempre la labor de las autoridades de control y de misiones humanitarias como la que fue agredida ayer", manifestó el presidente en un acto celebrado en La Uribe, localidad del departamento del Meta (centro).

El hostigamiento, en el que también se lanzaron granadas, ocurrió este domingo en cercanías de la aldea de Tandil, que hace parte de Tumaco, en el departamento de Nariño, una convulsa región del suroeste del país, según denunciaron los afectados.

Según la ONG iniciativa Comunidades Construyendo Paz en los Territorios (Conpaz), de la comisión humanitaria hacían parte también miembros de la ONU, de la Misión de Apoyo al Proceso de Paz de la OEA, de diversas organizaciones sociales y periodistas de los diarios El Espectador y El Tiempo y de la Revista Semana.

El grupo buscaba llegar hasta Tandil, un remoto lugar escenario de la matanza de los campesinos, que dejó además cerca de 20 heridos, y que según la primera versión oficial había sido cometida por disidentes de las FARC, aunque diversas organizaciones sociales la atribuyeron después a la Policía encargada de la lucha contra el narcotráfico.

Santos aseguró que ordenó a la Policía y a las Fuerzas Armadas "que garanticen total cooperación con las investigaciones" de organismos como la Fiscalía y la Procuraduría "para hacer claridad absoluta sobre todos estos hechos y establecer las responsabilidades a que haya lugar".

"Las acciones de la fuerza pública contra las bandas criminales y en la erradicación de cultivos ilícitos deben ser contundentes, pero siempre en el más estricto respeto a los derechos humanos", aseguró.

De la misma forma, aclaró que el Gobierno no permitirá "que organizaciones al margen de la ley intimiden o presionen a la comunidad".

"No vamos a bajar la guardia contra el narcotráfico, combustible de la violencia durante tantos años", afirmó.

El jefe de Estado subrayó que Tumaco, el municipio colombiano que tiene más hectáreas cultivadas de coca y donde campean diversas organizaciones criminales, "es una región prioritaria para el Gobierno y el Estado en la construcción de paz".

Santos recordó a los presentes que "construir la paz no es fácil", pues es "una tarea que requiere constancia y trabajar de la mano con las autoridades locales, la comunidad, los empresarios".

"Vamos a garantizar la seguridad y tranquilidad de las comunidades, vamos a trabajar con ellas para que las oportunidades que trae la paz se hagan realidad", concluyó.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)