12 de January de 2010 00:00

Juan Fernando Velasco aliado por la paz y la niñez

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La trayectoria de Juan Fernando Velasco se  inició en el grupo Tercer Mundo. Tras un receso volvió como solista. Años después, con una carrera sólida en Ecuador y con el apoyo creciente del público colombiano, el quiteño se radicó en los EE.UU.

Varias oportunidades surgieron: cantó en una gira de Franco de Vita y su disco, ‘A tu lado’, fue nominado a los Latin Grammy. Su estadía en Miami lo acercó a colegas como Juanes.

Cuando se iniciaron las tensiones diplomáticas entre Ecuador y Colombia, en marzo de  2008,  Juanes invitó a Velasco a participar en el concierto Paz sin fronteras, que juntó a músicos de la talla de Miguel Bosé, Carlos Vives,  Juan Luis Guerra... en una tarima para abogar por la hermandad de los pueblos, ante una multitud de fans. En 2009, la cruzada de los músicos se repitió en Cuba, pese a la oposición de sectores del exilio de ese país en EE.UU.

Tras un concierto exitoso, Velasco se volvió un embajador ecuatoriano por la paz y en diciembre pasado tomó la bandera blanca de la Marcha Mundial por la Paz, de manos de Juanes, en Rumichaca. Velasco, además, encabeza la fundación Yo nací aquí, que inauguró, en 2009, el proyecto musical Kayambi  para niños en escuelas unidocentes de Imbabura.

LEY DE COMUNICACIÓN
‘La Ley   pretende  controlar nuestro pensamiento’
ENTREVISTA A MIGUEL PALACIOS
PRESIDENTE  DE  JUNTA  CÍVICA  DE  GUAYAQUIL

Redacción Guayaquil

¿Para la Junta Cívica de Guayaquil,  la Ley de Comunicación debe existir ?


Está bien que se trate de regular todo lo regulable.  Lo  malo   es      que a través de esa  ley se trata de controlar el pensamiento de las personas, su libre posibilidad de expresarse y la libertad democrática a escoger con quién se informa. Con el pretexto de   hacer una ley de  control a los medios,  en el fondo  lo que el Gobierno quiere, a través de la Asamblea, es   controlar   la información, permitir decir solo lo que  le interesa al régimen.   

Entonces, la ley no debería existir...

Todo ya está escrito en la Constitución. La parte de la penalización  o transgresión que pueda hacer un medio de comunicación está  tipificada  en el Código Penal. Es un absurdo que un consejo de comunicación  hecho por el Ejecutivo, con funciones administrativas, sea el que sancione y juzgue delitos tipificados en la ley.
 
¿Cómo  se   controlará   el pensamiento   con   la ley?

De la misma manera que Hitler lo hizo en Alemania y Castro en Cuba. Cercando, amarrando y centralizando la información del país. Si soy un tirano que solo quiero que se conozca lo bueno que hago y no permitir que se difunda  lo que se opone a mis deseos, tengo que hacer una ley que, con el aparente control democrático,  permita tener el control total de lo que las personas piensan, escojan  y difundan.
 
¿Cómo se afecta la libertad de  escoger con quién se informa el ciudadano?

Mi libertad ciudadana,  como derecho constitucional, es que  puedo prender  la TV  y ver  desde un programa de cocina, dibujos animados   o noticias. Y  para eso escojo TC o   Gamavisión, que son del Estado; o Ecuavisa que no es del Estado. Con la ley  solo voy a oír o ver   las noticias que el Estado me permita saber. Porque los privados estarán sujetos a la censura estatal, y las sanciones pueden venir de un consejo administrativo que puede cerrar  el medio.
 
Su postura puede  interpretarse como  extremista...
 
Teleamazonas fue clausurado por presentar una noticia no confirmada que causó conmoción social.  Por qué la Superintendencia no clausura a los canales del Estado y a  la boca del presidente Rafael Correa. Porque él antes de la Navidad dio una noticia  de que  ya no iban a haber más apagones. Sin embargo  hubo  apagones, la noticia nunca fue comprobada, y sí causó conmoción en el país...

Pero el   Presidente no es un medio de comunicación...

Pero los medios estatales que difundieron esa noticia sí son medios de comunicación, por qué no cerró los canales y diarios del Estado... eso prueba que mientras  para los medios privados sí hay sanciones, para el Gobierno -que comete los errores-   no hay nada.

Pero sin  ley se menciona que ya se coarta la libertad de expresión, como fue  la detención de los dirigentes de la Nueva Junta Cívica, por declarar persona no grata al Presidente.
 
Esos son los primeros presos políticos de este Gobierno, y nadie  puede ser detenido por una percepción. Pero no los meten  presos porque declaran persona no grata al presidente, sino que argumentaron  una  acción separatista. No cree que Correa debería estar preso de por vida por haber separado a la provincia de Guayas o  por  enfrentar a las clases sociales.
  
¿Con la ley, teme que se coarte la opinión de la Junta Cívica de Guayaquil?
 
Todo el criterio depende de la subjetividad  de quién controle  el consejo de comunicación. Con su criterio puede decir que la Junta Cívica está actuando como separatista, y es un problema.
 
Entonces es un  riego...

No solo es un riesgo, es un paso previo a la intención de llegar a un Estado totalitario. ¿Por qué Correa odia a Guayaquil? El 59% de los guayaquileños  no le cree, aquí no ganó la Alcaldía, Prefectura, la ratificación de la Constitución.
 
¿Cree que la Ley de Comunicación será una herramienta del Gobierno para atacar a Guayaquil?

No solo atacarla, sino controlarla, la información que  no quiera que se sepa,  no pasarla. Me quita la libertad de información a mí, no es una  ley contra los medios, sino contra el derecho de  pensar libremente. Porque me quita el derecho a yo escoger si la información es  buena o mala. El problema es más de fondo que  la defensa de los medios, en el fondo estamos peleando por la libertad de pensar, la  libertad de  escoger, la libertad de vivir libres. No es una ley de medios es una ley de pensamiento, de la democracia.
    
¿Su  reacción  es  porque  la Junta   también  ha  sido  atacada  por  el  Presidente  o una convicción  de  las  libertades?

Lo que Correa diga  de  la Junta Cívica no me hace ni cosquillas, yo no me siento atacado por un tipo que es atacador. Me sentiría ofendido si lo hace el Papa. Sí me da indignación porque un Presidente debe estar trabajando, además que él es empleado nuestro, porque le pagamos con nuestros impuestos, y no le pagamos para que siembre el odio entre los ecuatorianos y agreda al país.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)