16 de January de 2010 00:00

Juan Chila quiere ir a Puerto Príncipe

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Manta

Lleva dos noches sin poder dormir. Juan Enrique Chila Velásquez clama por ayuda para viajar a  Haití. En el país  caribeño están su esposa Ruth Julien, de nacionalidad haitiana,  y su hijo Jean Henry, ecuatoriano de  2 años. Ellos viajaron el 27 de diciembre de 2008.

Ruth se fue a estudiar una maestría en idiomas. El Gobierno haitiano  la llamó para que continúe preparándose, comenta Juan.

La casa de Chila   está ubicada en el recinto Mejía,  en el noreste de Portoviejo.  El hombre refiere que  no deja de pensar en su esposa y en el pequeño Jean.

Después del terremoto que devastó Puerto Príncipe, una suerte de idea fija se ha apoderado de Chila. Él quiere viajar a la isla a toda costa, para ayudar en la  búsqueda de sus dos seres queridos. 

“No tengo noticias de ellos. Dos horas antes del sismo  conversé vía telefónica con mi esposa. Estamos bien, se aproxima el día para volver a estar juntos, me dijo”.  Ella iba a  casa. Vive en la zona de Le Plen, un sitio plano en el cual  habitan los más pobres. En las partes altas de Puerto Príncipe se levantan las residencias de los ricos.

“No hay manera de comunicarse con ella. Simplemente los teléfonos  suenan como ocupados cuando se intenta marcar a los fijos y celulares”.

En medio de su angustia, Chila  hace un llamado  al Gobierno ecuatoriano para que le ayude a embarcarse hacia Haití. “Cuando fui estudiante de educación física en Cuba, donde nos conocimos con Ruth, me preparé en cursos de rescate”, comenta el desesperado manabita.

Él dice que pudiera    viajar con los grupos de socorro  que Ecuador envía a la isla. “Ayudaré no solo a buscar a mi Ruth y el pequeño Jean. También colaboraré para rescatar a más personas”, dice.

La gobernadora de Manabí, María Luisa Moreno, informó  que se ha comunicado con la Cruz Roja y la Secretaría Nacional del Migrante (Senami). “Todo es cuestión de gestionar, si el joven (Juan) tiene conocimiento como rescatista,  pudiera ir en busca de sus seres queridos. La respuesta está en Quito”, señaló.

Chila añade que si tuviera dinero no habría dejado que su dolor aparezca en los diarios. “Fue mi desesperación al recibir la respuesta del presidente de la Cruz Roja de Portoviejo. Él me dijo que si quiero buscar a mi esposa e hijo lo haga con mis propios recursos y me compre mi pasaje”, explica.

Atado las manos por la falta de fondos, Chila valora la actuación del Gobierno en el caso de los cinco manabitas que murieron en un incendio en Caracas. “El Gobierno repatrió los cuerpos y ayudó a que vengan sus familiares. Espero  una respuesta”.

La Cruz Roja de Portoviejo informó que Chila  debe acercarse a las oficinas en  la capital manabita. Allí debe llenar una aplicación, que luego será enviada a Quito, donde se realizará el pedido a  la Embajada de Haití. Mientras tanto, en compañía de su primer hijo Grec y de Alma Velásquez, su madre, él espera noticias sobre su Ruth y Jean.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)