21 de febrero de 2016 12:11

Jóvenes que bebían en calles de Llano Chico harán trabajo comunitario para evitar ir a prisión por agredir a policías

En las inmediaciones de la Unidad de Flagrancia esperaban familiares de los detenidos. Foto: Mariela Rosero / EL COMERCIO

En las inmediaciones de la Unidad de Flagrancia esperaban familiares de los detenidos. Foto: Mariela Rosero / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 1
Indiferente 2
Sorprendido 4
Contento 48
Mariela Rosero

“Con todo el respeto que se merecen; estaba con tragos. Disculpas, no volveré a actuar así. Estoy dispuesto a trabajar las horas que sean necesarias”.

Así se expresó Juan Diego C., en la audiencia de flagrancia, este domingo 21 de febrero del 2016, y poco después recuperó su libertad. Horas antes, a las 00:45, cuando apenas amanecía él y otros cuatro amigos, de entre 24 y 27 años, bebían en la avenida principal de Llano Chico, la 17 de Septiembre, y Abdón Calderón.

El patrullero de la Unidad de Policía Comunitaria de la zona hacía sus recorridos de rutina. El sargento segundo Segundo Barrionuevo Hidalgo y otro compañero les pidieron a los ciudadanos que se retiraran de esas calles, ya que está prohibido que beban en espacios públicos. Entonces, uno de los jóvenes emitió varios insultos a los agentes de policías, varios adjetivos, acompañados del término “chapa”.

Los agentes tuvieron que pedir refuerzos al verse agredidos y tuvieron la respuesta de la Unidad de Policía de Llano Grande. De esa forma lograron apresar a René R.; Edison S. y Juan Diego C. Otros dos huyeron.

Ellos pudieron haber pasado retenidos en prisión por entre cinco y 10 días. Pero el defensor público Jaime García solicitó a la Jueza tramitar el caso con un procedimiento expedito, para que previo acuerdo entre las partes, los apresados recobraran su libertad y pagaran su condena con trabajo comunitario.

En la audiencia, una de las madres de los chicos lloraba. Había más familiares, desesperados. Uno a uno, los tres implicados pidieron disculpas públicas a los policías y se comprometieron a desarrollar trabajo comunitario.

Durante 10 días, dos horas cada día, deberán trabajar en arreglar el parque de Llano Chico. Deberán acordar un horario en el que participen los tres al mismo tiempo, que no interfiera con sus actividades.

Los policías aceptaron el acuerdo porque dijeron que no servía de mucho que los tres hombres pasaron unos días en prisión. Que era más útil que aceptaran su error y que su situación sea un ejemplo de lo que puede ocurrir al incurrir en una contravención de ese tipo.

La Jueza de la Unidad de Flagrancias, de la av. Patria y Juan León Mera, archivó de forma provisional la causa, hasta contar con un informe de las tareas a las que se comprometieron, en una nueva audiencia. En caso de que ellos no cumplieran su palabra el juicio se reactivará.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (0)