2 de April de 2010 00:00

Jóvenes comunistas con reto de relevar a Fidel y Raúl Castro

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La Habana, AFP

Militantes de la juventud comunista de Cuba trazarán este fin de semana estrategias para tomar el relevo de Fidel y Raúl Castro, con la tarea encomendada por el gobierno de encarar la crisis económica y la apatía de un sector de jóvenes desencantados con la revolución.

Bajo el lema de asegurar la continuidad del régimen socialista, la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) celebrará sábado y domingo su congreso quinquenal, preámbulo del que debe hacer el gobernante Partido Comunista (PCC) para fijar derroteros del país, el último que por su avanzada edad encabezarán los líderes históricos de la revolución, admitió el presidente Raúl Castro.

“No habrá relevo sino continuidad”, reiteró el número dos de Cuba, José Ramón Machado Ventura, en las reuniones preparatorias de la UJC por toda la isla, descartando de plano cambios en el sistema socialista.

La UJC, cantera del PCC (único) , realiza su IX Congreso animada por Raúl Castro a trabajar duro para enfrentar la grave situación que vive el país por la ineficiencia productiva, la burocracia, la excesiva centralización de la economía -95% estatal-, la corrupción y la crisis internacional.

Miles de jóvenes en la isla no trabajan ni tienen interés en hacerlo, acostumbrados al paternalismo estatal o desmotivados por salarios que equivalen a 20 dólares mensuales.

En un país con una población de 11,2 millones, de las más envejecidas de América Latina, la mayoría de los más de 30 000 cubanos que emigran cada año a Estados Unidos o Europa es gente joven en busca de mejoría económica.

Considerados los “hijos del periodo especial”, crisis en que cayó Cuba en los años 90 por la caída del bloque comunista, los jóvenes perciben con fuerza las penurias de la vida cotidiana, el aumento de las desigualdades y “el quebrantamiento de las expectativas de porvenir forjadas por la revolución”, según un reciente análisis publicado en el diario Juventud Rebelde, órgano de la UJC.

Las consignas y llamados desde el poder, que movieron a sus padres al comienzo de la revolución, no calan igual y suscitan cuando menos indiferencia en una parte considerable de los jóvenes, por lo que las autoridades redoblaron la formación ideológica en ese sector y el recordatorio de las gestas revolucionarias.

“La juventud comparte cada vez menos los paradigmas que pretende este 'no-socialismo'” cubano, sostiene el ex diplomático Pedro Campos, que se define como un revolucionario crítico.

El congreso tiene lugar además en momentos de agitación por el repunte de las acciones de la disidencia y las críticas internacionales al gobierno sobre la situación de los derechos humanos en la isla, desatadas por la muerte hace poco más de un mes del preso político Orlando Zapata tras una huelga de hambre.

“Creo que éste es un momento que la revolución, la vida nacional, el país, pide a gritos una revisión de montones de cosas, de montones de conceptos, hasta instituciones”, dijo el cantautor Silvio Rodríguez, muy admirado por los jóvenes.

Al asumir el poder en julio de 2006 cuando enfermó su hermano Fidel, Raúl abrió expectativas de cambios y rectificación de errores, sobre todo entre la población joven, que reclama protagonismo en la revolución.

Gobernada durante medio siglo por la vieja guardia del PCC, en la isla no destacan claramente figuras jóvenes que sustituirán a la generación de los hermanos Castro, luego de la abrupta destitución hace un año del vicepresidente Carlos Lage y el canciller Felipe Pérez Roque, hasta entonces los rostros frescos de la revolución.

Señalando como principal desafío de los jóvenes el garantizar la supervivencia del sistema comunista, la primera secretaria de la UJC, Liudmila Alamo, llamó a enfrentar a “seudo revolucionarios, que se rasgan las vestiduras y se montan en un discurso fabricado por el imperio”.

Con 600 000 miembros, esa organización del PCC es considerada “la vanguardia” de una juventud que, advierten sus líderes históricos, tendrán la última palabra sobre el futuro de la isla de gobierno comunista.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)