5 de mayo de 2015 14:30

Joven de 18 años desaparecido el 28 de abril fue víctima de escopolamina

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 22
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Sara Ortiz

La foto de Bryan G. se viralizó en redes sociales. El joven de 18 años fue reportado como desaparecido en Sangolquí, al suroriente de Quito, luego de que no volviera a casa tras salir de la Escuela Politécnica del Ejército (Espe), cerca de las 13:00 del último martes 28 de abril.

La mañana de este martes 5 de mayo del 2015 la Policía confirmó que el joven fue víctima de escopolamina. El universitario fue hallado dos días después, pero no se conocía la causa de su desaparición.

Un familiar ratificó a este Diario lo ocurrido . "En la PJ (Policía Judicial) nos confirmaron la intoxicación", dijo. “Los médicos le recomendaron que guardara reposo, luego de realizarle chequeos”. Según el allegado, Bryan G. se encuentra "afectado por la experiencia y prefiere no dar detalles de lo que pasó”.

Ahora el joven se encuentra en su casa y su familia agradeció la preocupación de los ciudadanos en las redes sociales. Él trata de retomar sus actividades universitarias.

Un caso con similares características se conoció el pasado 19 de abril en el norte de Quito. Bettina W. fue reportada como desaparecida luego de salir a realizar compras cerca de las avs. Colón y 6 de Diciembre el viernes 17 de ese mes.

Dos días después fue localizada por la Policía en el interior de un hospital público. Según indicaron los agentes, presentaba lagunas mentales y no lograba recordar lo que había pasado. Su último recuerdo fue que tomó un taxi hacia ese hospital.

La escopolamina es una droga usada por bandas delictivas para realizar robos y estafas, ya que bajo sus efectos las víctimas experimentan la pérdida de la voluntad y somnolencia: a través de la sustancia, que es de fácil acceso, delincuentes logran que las personas entreguen claves de las tarjetas bancarias, dinero o bienes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (13)
No (0)