26 de febrero de 2015 19:13

Joven baleado en Río de Janeiro grabó con su celular su propia muerte

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

Un joven de 15 años que fue baleado la semana pasada por la policía en una favela de la periferia de Río de Janeiro registró sus últimos minutos de vida: herido, cayó al suelo, pero su celular continuó grabando.

En un comunicado enviado a la AFP este jueves 26 de febrero, la Policía Militar (PM) indicó que “después de haber analizado las imágenes del video, el comandante de la PM, coronel Alberto Pinheiro Neto, determinó la apertura inmediata de una investigación. Nueve policías fueron suspendidos”.

La PM, encargada de mantener el orden en Brasil, realizaba el viernes pasado una operación en la favela Palmeirinha. Según la primera versión de los hechos, la víctima, Alan de Souza Lima, y sus amigos se enfrentaron con los agentes.

Sin embargo, el joven Chauan Jambre Cezário -que recibió una bala en el pecho y aun así sobrevivió-, niega la versión de la policía, y fue quien proporcionó el video filmado por el celular de su amigo.

Según el portal de noticias G1, el video muestra a los jóvenes hablando y divirtiéndose, y en él se ve que empiezan a correr. Inmediatamente se escuchan tiros. Alan cae al suelo y se le escucha agonizar.

La grabación permite oír los gritos de terror de los heridos y voces de hombres, presumiblemente de los policías. Uno de ellos pregunta a los jóvenes por qué corrían. “Nos estábamos divirtiendo, señor”, responde uno de los adolescentes.

Según testimonios, los policías intentaron justificar lo ocurrido afirmando que los jóvenes se colocaron en medio de un tiroteo entre la PM y narcotraficantes.

El caso desató el domingo una violenta manifestación en la Avenida Brasil, una de las principales de la región, que se saldó con un autobus y un camión incendiados.

En el último mes los enfrentamientos en las favelas se han recrudecido, incluso en aquellas donde se han instalado Unidades de Policía Pacificadora (UPP).

En enero, 25 personas fueron alcanzadas por balas perdidas en la ciudad, y tres de ellas murieron.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)