24 de diciembre de 2015 12:55

Josué Aizaga recibió una medalla reservada para bomberos destacados

La condecortación Estrella de Octubre, otorgada a Josué Aizaga, se entrega solamente a bomberos destacados en su labor. Foto: DIego Puente / EL COMERCIO

La condecortación Estrella de Octubre, otorgada a Josué Aizaga, se entrega solamente a bomberos destacados en su labor. Foto: DIego Puente / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 35
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 33
Diego Puente

“Héroe” esa fue la palabra que utilizó el alcalde de Quito, Mauricio Rodas, para referirse al cadete de Bomberos Josué Aizaga, quien resultó con quemaduras en su cuerpo en el incendio de Puembo. La mañana del jueves 24 de diciembre se condecoró al joven en una ceremonia especial.

Aizaga recibió la condecoración Medalla Estrella de Octubre que está reservada únicamente a los miembros de los cuerpos de bomberos que se han destacado por su valor en la defensa de vidas y propiedades. El Burgomaestre puso la insignia en la solapa del uniformado.

Cecilia Carrillo, madre de Josué, dijo que tener vivo a su hijo es el mejor regalo que Dios le dio en Navidad. “Me siento muy feliz. Toda mi familia se siente feliz por tenerlo en estas fechas en la ciudad”. Ella no quiere recordar los hechos dolorosos que provocaron las lesiones en su hijo. Ella estuvo pendiente de la recuperación del cadete en todo momento.

Ella estuvo, junto a otros familiares, en el homenaje que se realizó en el Salón de la Ciudad, en la planta baja del Municipio. Además, fue la encargada de entregar un uniforme simbólico de la Institución a su hijo.


La ceremonia empezó cerca de las 10:30. El cadete Pablo Vega fue el encargado de dar las palabras de bienvenida a su compañero. Cuando terminó su alocución, tomó el banderín insignia de la séptima promoción de aspirantes a oficiales.

Él todavía no podrá estar operativo, seguirá en su recuperación. Es más, viajará nuevamente a Estados Unidos, en marzo, para someterse a la octava cirugía. En su cuerpo quedan secuelas de las llamas. En los alrededores de sus pómulos y en su cuero cabelludo hay marcas. También tiene una protección especial en la mano izquierda y es visible un ligero cojeo en una de sus piernas.

A las 23:50 de ayer, miércoles 23, llegó al aeropuerto Mariscal Sucre de Quito, Josué Aizaga. El bombero, de 21 años, enfrentó quemaduras en el 65% de su cuerpo, tras intentar sofocar un incendio forestal en Puembo, una parroquia al oriente de la capital.

En ese incendio, suscitado el 7 de septiembre pasado, cobró la vida de los cadetes: Jonathan Dionisio y Jonathan Nasimba. Cuatro días después murió, debido a la gravedad de las heridas, el cabo Marco Vinicio Bastidas. Ellos también fueron recordados en el homenaje que se realizó en el Salón de la Ciudad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (1)