2 de septiembre de 2014 12:35

Fuerte resguardo policial en el juzgamiento a Glas Viejó

Pedro Granja, abogado defensor de la menor presuntamente violada, previo a la audiencia. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO

Pedro Granja, abogado defensor de la menor presuntamente violada, previo a la audiencia. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 54
Triste 0
Indiferente 4
Sorprendido 35
Contento 0
Redacción Guayaquil

Unos 15 policías custodian el corredor que lleva a la sala donde el Décimo Tribunal Penal del Guayas procede, este martes 2 de septiembre, al juzgamiento de Jorge Glas Viejó, a quien la Fiscalía procesó por el delito de violación a una menor de edad, en el 2011.

El piquete policial impide que la prensa grafique el desarrollo de la audiencia de juzgamiento, que se desarrolla desde las 09:00 en los bajos del Complejo Judicial Albán Borja, en el norte de Guayaquil.

La audiencia se realiza a través de videoconferencia, con el acusado rindiendo su testimonio desde una de las habitaciones del Hospital de la Policía Nacional, en el norte de la urbe, donde se halla internado desde mayo pasado luego de que fuera deportado de Paraguay.

Las imágenes proyectadas en un monitor de pantalla plana muestran al acusado recostado en la cama, junto a un defensor público.

‎Más temprano, la defensa de la menor que acusó a Glas Viejó de violación llegó al lugar de la audiencia, pero se negó a participar en ella.


Pedro Granja
, uno de los abogados de la menor, sostuvo que el tribunal que juzgará a Glas no es imparcial.

Granja y tres abogados más que defienden a la menor arribaron con ella y el hijo de esta, de dos años, al complejo judicial, pero luego de breves minutos se retiraron.

Ellos reclamaron por el pedido que habría hecho la defensa de Glas para que la menor rindiera su versión, pese a la sugerencia de la Fiscalía de que no se lo haga para evitar su revictimización.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)