23 de octubre de 2017 12:49

Jorge Glas dice que es perseguido extrajudicial desde el 25 de mayo

Jorge Glas durante una entrevista periodística desde la Cárcel 4, norte de Quito. Foto: Captura

Jorge Glas durante una entrevista periodística desde la Cárcel 4, norte de Quito. Foto: Captura

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 27
Triste 5
Indiferente 4
Sorprendido 1
Contento 6
Redacción Elcomercio.com

Jorge Glas, vicepresidente del Ecuador, fue entrevistado por la cadena de noticias CNN en la Cárcel 4, ubicada en el norte de Quito. El diálogo con el Segundo Mandatario, detenido por presunta asociación ilícita en el caso Odebrecht, fue emitido por la televisora este lunes 23 de octubre del 2017.

En la entrevista, Glas manifestó que desde el 25 de mayo del 2017, un día después de que asumió la presidencia Lenín Moreno, ha sido objeto de persecución extrajudicial y política.

“Yo fui sujeto de persecución, de seguimiento extrajudicial, y tengo pruebas de ello… Tengo los nombres, las fotografías de cómo me seguían a mí y a mis familiares desde el 25 de mayo, es decir, al día siguiente que asumí el nuevo período como Vicepresidente reelecto”, dijo Glas desde el centro carcelario, en donde se encuentra desde el pasado 2 de octubre.

Glas cumple una orden de prisión preventiva, dictada por el juez de la Corte Nacional de Justicia, Miguel Jurado, tras ser vinculado en el proceso por asociación ilícita dentro del caso Odebrecht.

El Segundo Mandatario contó que ha recibido llamadas del expresidente Rafael Correa. "Me ha llamado un par de veces, dando mucha fuerza, estoy muy agradecido con él porque es un compañero, un amigo frontal. También asegura que a la cárcel le llegan continuas notificaciones que, según él, tienen como objeto perseguirlo y sacarlo del cargo. “Quieren sacarme de la Vicepresidencia, callarme para dejarme en indefensión”.

“No estoy acusando al Presidente de la República, pero hay actores dentro del Gobierno que me quieren fuera de la Vicepresidencia”, señaló.

Para Glas, el proceso en su contra “es un acto carente de validez jurídica, ilegítimo, ilegal”. Y afirma que el cambio de medidas cautelares para llevarlo a prisión no tuvo un sustento legal.

El Segundo Mandatario insistió en que es inocente y dijo que existe una presión política y mediática en su contra para mantenerlo en prisión. “Sin que exista una sola prueba, porque yo no he cometido delito alguno”, señaló.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (16)