14 de mayo de 2016 00:00

Máximo jefe militar pide respeto para FF.AA.

El jueves 12 de mayo, militares retirados caminaron por la avenida 9 de Octubre, hasta llegar a las oficinas del seguro de FF.AA. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO

El jueves 12 de mayo, militares retirados caminaron por la avenida 9 de Octubre, hasta llegar a las oficinas del seguro de FF.AA. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 179
Triste 3
Indiferente 31
Sorprendido 39
Contento 129
Redacción Seguridad

El Issfa vuelve a movilizar al Alto Mando Militar. Desde el jueves (12 de mayo), los comandantes del Ejército, Armada y FAE envia­ron por separado oficios al ministro de Defensa, Ricardo Patiño. En los documentos, con sus firmas, los oficiales pidieron que se convoque de forma “urgente” a miembros del Consejo Directivo del Issfa.

¿Cuál fue la razón? Conocer el informe de la Contraloría, que el 29 de abril recomendó al Issfa devolver USD 41 millones, que aparentemente cobró de más cuando vendió 66 lotes al Ministerio del Ambiente.

Un día antes de que los jefes militares enviaran esos oficios a Patiño, el presidente Rafael Correa anunciaba en su cuenta oficial de Twitter que esos dineros ya estaban debitados.

Por eso, el director del Issfa, Juan Francisco Vivero, envió un oficio al gerente del Banco Central, Diego Martínez, y dijo: “Estamos seguros de que ningún funcionario bajo su administración realizaría débito alguno de las cuentas de este instituto sin la previa autorización escrita de los ordenadores de pago debidamente legalizados en el sistema del BCE”.

Además, en otro documento, indicó al ministro de Finanzas, Fausto Herrera, que la deuda que el Estado mantiene con el Issfa es de USD 361 millones.

Esta aclaración la hizo, pues los USD 41 millones se habrían descontado de esa deuda.

Ayer (13 de mayo), Vivero pidió al Ministro de Defensa exigir a la Secom que rectificase una información publicada en las últimas horas, en el sentido de que el seguro militar recibe mensualmente USD 120 millones por parte del Gobierno.

Los militares dicen que no es así y que el 83,37% de los valores transferidos corresponde a la deuda del 2015, y que no se incluyen los retrasos del 2014.

Ayer, también se pronunció por escrito el vicealmirante Oswaldo Zambrano, jefe del Comando Conjunto de las FF.AA., máximo organismo entre los soldados. En el oficio que dirige a Patiño pide que quienes se refieran a los militares respeten la “institucionalidad” y “el trabajo cotidiano del personal militar”.
Dijo que los acontecimientos y declaraciones que se han dado en las últimas semanas “están generando una situación de intranquilidad y desmotivación manifiesta” entre los uniformados.

Por eso pidió que se evitara la comparación (del Issfa) “con otros organismos o sucesos de la historia que no son comparables de ninguna manera a la situación actual”.

El 30 de abril, en su sabatina, el presidente Rafael Correa comparó el pago de los fondos de cesantía militar con la pirámide de Ponzi (operaciones fraudulentas de inversión).

Zambrano pidió que se permita la participación militar en el tratamiento de aspectos legales, organizacionales e instrumentales de las FF.AA. Y evitar informaciones parciales “que distorsionan la integralidad de la verdad, que llevadas a un plano público genera la natural reacción humana de inconformidad”.

En esta semana, Patiño indicó que el Alto Mando no se pronunciaría. “Ellos saben que deben una disciplina al poder civil. El diálogo nos permite que no haya, en ningún caso, una diferencia o ruptura, peor pública, que por supuesto no podrá producirse en ningún caso”.

Ayer, el Ministro se reunió con 16 militares retirados de cinco federaciones, tres asociaciones y una confederación.
Allí dijo que a diario mantiene conversaciones con los miembros del Comando Conjunto, con militares de las unidades de todo el país. La idea es “buscar el bienestar de la familia militar”. “Nuestra relación y la comunicación con la tropa y los oficiales es permanente”.

De allí que el Ministro advirtió que están desarrollando “un diálogo permanente” con las asociaciones de retirados.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (92)
No (27)