18 de julio de 2015 12:47

Jamenei dice que Irán mantendrá su política contra 'la arrogancia' de EE.UU.

Alí Jamenei, guía supremo de Irán, advirtió que pese al acuerdo nuclear Irán mantendrá su política contra la arrogancia del gobierno de EE.UU. Foto: EFE

Alí Jamenei, guía supremo de Irán, advirtió que pese al acuerdo nuclear Irán mantendrá su política contra la arrogancia del gobierno de EE.UU. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Agencia AFP
Teherán

El guía supremo de Irán, el ayatolá Alí Jamenei, advirtió este sábado (18 de julio) que, a pesar del acuerdo nuclear alcanzado con las grandes potencias, su país mantendrá la misma política frente a la “arrogancia” del gobierno de Estados Unidos.

Irán seguirá apoyando a sus “amigos” en la región, agregó Jamenei en una ceremonia celebrada en Teherán con motivo de la oración del Eid al Fitr, que simboliza el fin del mes musulmán del Ramadán.

“Nuestra política no cambiará frente al gobierno arrogante estadounidense ” a pesar del acuerdo sobre el programa nuclear, declaró Jamenei, a quien el público respondió con las tradicionales consignas “Muerte a Estados Unidos”,  Muerte a Israel”.

“Las políticas de Estados Unidos en la región se oponen en un 180% a las de la República Islámica de Irán”, dijo Jamenei. “Hemos repetido en muchas ocasiones que no mantenemos ningún diálogo con EE.UU. sobre cuestiones internacionales, regionales o bilaterales. A veces, como en el caso nuclear, hemos negociado con Estados Unidos en función de nuestros intereses”, subrayó.

Por su parte, el presidente estadounidense Barack Obama refutó nuevamente este sábado las críticas al acuerdo sobre el programa nuclear de Irán, que enfrenta la abierta hostilidad de gran parte del Congreso.

Acuerdo evita riesgo de guerra en la región 

Sin este acuerdo, “arriesgaríamos otra guerra en esta región, la más volátil del mundo”, advirtió Obama en su programa radial semanal. “Este acuerdo pone la bomba todavía más lejos del alcance de Irán, imponiéndole la prohibición para siempre de poseer un arma nuclear”, agregó.

Los congresistas estadounidenses disponen de 60 días a partir de la presentación oficial al Congreso de los documentos negociados en Viena, para aprobar o rechazar el acuerdo.

Irán y las potencias del grupo 5+1 (los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas -EE.UU., Rusia, China, Francia y Reino Unido-, más Alemania) , alcanzaron el 14 de julio un acuerdo final sobre el programa nuclear iraní tras 22 meses de intensas negociaciones.

El número uno de Irán elogió el trabajo llevado a cabo por los negociadores, que “trabajaron duramente”. “ Sea aprobado o no el acuerdo en el proceso legal previsto, merecen una recompensa”, dijo Jamenei, que insistió en varias ocasiones en el hecho de que el texto salido de las negociaciones aún debe recibir una aprobación legal.

De acuerdo con una ley aprobada recientemente por los diputados, el Parlamento iraní debe aprobar el acuerdo, a semejanza del procedimiento previsto por el Congreso estadounidense.

También debe aprobarlo el Consejo Supremo de Seguridad Nacional (CSSN) , dependiente del líder supremo e integrado por los más altos dirigentes políticos y militares.

El arma nuclear, prohibida por el Corán 

Jamenei también destacó que el acuerdo nuclear no cambiará la política regional de Irán. “La República Islámica no renunciará a apoyar a sus amigos en la región, los pueblos oprimidos de Palestina, Yemen, los pueblos y los gobernantes sirios e iraquíes, el pueblo oprimido de Bahréin y los combatientes sinceros de la resistencia en Líbano y Palestina”, dijo.

Irán apoya a los gobiernos sirio e iraquí mediante el envío de consejeros militares para combatir, principalmente, a los yihadistas del grupo Estado Islámico (EI).

También da su apoyo a los hutíes de Yemen, combatidos por Arabia Saudí; a los opositores de Bahréin a la dinastía suní en el poder, y apoyada por Riad; al libanés Hezbolá y a los grupos islamistas palestinos Hamas y Yihad Islámica.

Tanto Arabia Saudí como Israel, que lo calificó de “error histórico”, criticaron el acuerdo. El ministro saudí de Relaciones Exteriores, Adel al Yubeir, advirtió a Irán el jueves sobre cualquier intento de utilizar el dinero generado con el levantamiento de las sanciones para financiar “aventuras en la región”.

El líder supremo iraní, que también es jefe de las fuerzas armadas, subrayó igualmente la determinación de su país de mantener sus capacidades militares.

“En lo que se refiere al mantenimiento de las capacidades militares y defensivas, en concreto en el clima de amenaza creado por los enemigos, la República Islámica nunca aceptará las demandas excesivas de los enemigos”, añadió.

Sin embargo, Jamenei volvió a insistir en que la religión musulmana prohíbe las armas atómicas. “Por orden del Corán y de la sharia islámica (ley islámica), consideramos la producción, la posesión y el empleo del arma atómica haram (prohibida por la religión), y eso no tiene nada que ver con las negociaciones”, declaró Jamenei, que en el pasado ya había emitido una fatua contra la utilización de tales armas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)