13 de April de 2010 00:00

‘Jalón de orejas’ a las autoridades petroleras

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Negocios

Menos de dos horas bastaron al presidente Rafael Correa  para amonestar a las autoridades del sector petrolero, debido al lento avance en la renegociación de los contratos con las compañías privadas, la tarde de ayer, en el edificio matriz de Petroecuador.

Pese a que la reunión fue a puerta cerrada y que ninguno de los funcionarios que formaron parte del encuentro dio declaraciones a su salida, fuentes de la empresa estatal informaron que la mayoría de reclamos estuvieron dirigidos a tres personas.

En primer lugar, Correa llamó la atención al ministro de Recursos Naturales no Renovables, Germánico Pinto, por la falta de resultados en las negociaciones con cinco empresas privadas que no han podido  firmar  los nuevos contratos de prestación de servicios, desde diciembre  pasado.

Adicionalmente,  el reclamo  se enfocó en que Ministerio de Recursos Naturales no ha sido ágil en acoger las consultas de las petroleras privadas.

El segundo funcionario que recibió los reproches fue el actual viceministro de Comercio Exterior, Galo Borja, que hasta hace dos semanas fungía como titular del Ministerio  Coordinador de Sectores Estratégicos.

En este caso, Correa regañó la falta de coordinación de Borja para que avance el proceso de renegociación entre el Gobierno y las compañías privadas.

Un tercer “tirón de orejas” lo recibió el contralmirante Luis Jaramillo, ex presidente de Petroecuador, por la falta de reacción de la empresa estatal en cuanto a asesoría técnica para apoyar el proceso de renegociación.

Según las fuentes, el llamado del presidente Correa a  las actuales autoridades se centró en  agilitar  la negociación,  ya que el vencimiento de  los contratos temporales comienza en agosto próximo.

El Gobierno busca que las compañías privadas firmen un contrato de prestación de servicios donde el Estado retenga el 85% de cada barril extraído.

En este porcentaje estarían incluidos todos los impuestos y otras cargas, como la participación en las ganancias extraordinarias por el incremento en el precio del petróleo.

Cambio de reglas

Las petroleras privadas, excepto Agip,   mantienen actualmente contratos de participación con el Estado ecuatoriano, donde un porcentaje de la producción va al Estado y otra se lleva la compañía privada.

En el primer trimestre  del 2009 culminó una primera renegociación de  contratos petroleros. Se firmaron acuerdos transitorios mientras se definía un nuevo  modelo de  contrato.

Desde diciembre del  año pasado se empezó a negociar el  nuevo contrato petrolero, donde el Estado es dueño de todo el crudo y reconocerá a las petroleras  un monto por su extracción. El Gobierno anunció que la fecha tope para definir el nuevo modelo era  marzo del 2010.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)