2 de septiembre de 2015 20:35

Nebot: 'Guayaquil se viene preparando con tiempo para llegada de El Niño'

El alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, atendió inquietudes periodísticas en una cadena radial originada en los estudios de CRE Satelital. Foto cortesía Municipio de Guayaquil

El alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, atendió inquietudes periodísticas en una cadena radial originada en los estudios de CRE Satelital. Foto cortesía Municipio de Guayaquil

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
Juan Carlos Mestanza
Coordinador (I)

A través de reuniones quincenales, desde el año pasado, el Municipio de Guayaquil se prepara para enfrentar la llegada del fenómeno El Niño.

Así lo aseguró el alcalde de la ciudad, Jaime Nebot, este miércoles 2 de septiembre del 2015 en declaraciones a la prensa, al referirse a los anuncios públicos sobre la posible llegada del fenómeno de El Niño para finales de año.

Según el Burgomaestre, las reuniones se han mantenido a través del Comando de Incidentes, que es la Corporación de Seguridad Ciudadana de Guayaquil que aglutina a las entidades públicas y privadas cuya acción tiene que ver con dicho fenómeno climático. “Son entidades que no solamente tienen que ver con las inundaciones en sí, sino con la salud, con los accidentes, con la eventual falta de agua, de luz y otras consecuencias que puede producir esta alteración climática”.

Y aspiró a que la ciudad no tenga que enfrentar problemas mayores. “La infraestructura de Guayaquil ha avanzado, gracias a Dios, muchísimo. Este no es el año 1997 ni 1983. Esta es una ciudad con amplio drenaje, que tiene casi en su totalidad alcantarillado sanitario, que tiene agua potable, que tiene defensas, pero siempre un fenómeno anormal golpea y el desafío de las autoridades es estar preparadas para que sea el menor daño posible”.

Aclaró la diferencia entre la inundación por falta de drenaje y por falta de dragado. Lo hizo al abordar una vez más el peligro latente que yace sobre las ciudades de la cuenca del Guayas, entre ellas Guayaquil, por la falta de dragado el cual, recordó, no se ha realizado en ninguno de los afluentes del río Guayas desde la extinción del Consejo de Vialidad, en 1968.

Indicó que la ciudad no tiene que preocuparse por la falta de drenaje, pero sí por la necesidad del dragado, que es una obligación que pende sobre el Gobierno.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)