25 de julio de 2016 19:54

Jaime Nebot: 'No elijamos a más vanidosos ni mentirosos'

En el Palacio de Cristal, el alcalde de Guayaquil Jaime Nebot presidió la Sesión Solemne, por los 481 años de fundación del Puerto Principal. Foto: Enrique Pesantes/ EL COMERCIO

El alcalde Jaime Nebot habló de economía y política en su discurso por la fundación de Guayaquil. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 24
Triste 0
Indiferente 4
Sorprendido 3
Contento 55
Redacción Guayaquil
(I)

El alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, dijo este 25 de julio del 2016, que pese a la crisis económica en la ciudad no se ha interrumpido ninguna obra, ningún programa ni habrá ningún compromiso incumplido.

Recordó que lo que se ha hecho no es cuestión de cuatro días o en cuatro años. “No hay magia ni milagros en la administración pública. A ustedes, a Febres Cordero y a Jaime Nebot nos ha tomado 24 años y aún falta por hacer”.

Nebot reconoció que el Municipio se administra con un presupuesto de USD 750 millones, cifra que el Gobierno gasta en pagarle a gran parte de los pipones de la burocracia, pues la gran mayoría de los empleados públicos sí trabajan.

En su discurso, por los 481 años de fundación de Guayaquil, Jaime Nebot criticó el mal manejo de las finanzas públicas, el excesivo tamaño del Estado, el “atraco que se llama dinero electrónico”, el retraso en las asignaciones presupuestarias a los gobiernos autónomos descentralizados, el sobreendeudamiento público. Y también habló de mantener y fortalecer la dolarización.

Dijo que para lograr un cambio le conviene al Ecuador, no elegir a “más dioses, más irresponsables, más de aquellos que no saben lo que hacen, ni qué mismo quieren. No más vanidosos ni mentirosos. No más pastores, pues no somos ovejas. No más guías. pues no estamos perdidos”. Nebot pidió a los ecuatorianos elegir a personas, responsables y comprometidas; que sepan que hacer, como hacerlo y sobre todo para quien hacerlo. “Organicémonos y participemos. Construyamos nosotros mismos el camino. Pongámonos de pie para construir el camino de la democracia total; de pie para construir el camino de la libertad verdadera, de pie para construir el camino del progreso con conciencia social. Solo así se hace poder popular”.

En medio de los aplausos de miles de asistentes en la Plaza de la Integración gritó: “¡sálvate, salva tu familia y salva al Ecuador! se puede, siempre se ha podido y siempre se podrá”.

Nebot también cuestionó a quienes dijo “se pasan las campañas prometiendo y el gobierno explicando porque no cumplieron lo prometido, pero si se respeta al pueblo, la campaña es para comprometerse y el gobierno para cumplir los compromisos”. Añadió que hay quienes solo están pensando en las elecciones del 2017, “pero en lo que debemos pensar es en el Ecuador de los próximos 17 años”.

Según Nebot, hay quienes solo ambicionan ser dueños del Estado, pero lo que el pueblo quiere es un Estado sin dueño. “Hay gente que quiere anteponer sus partidos, ideologías y regiones al Ecuador, pero es un Ecuador unido lo que debe anteponerse a todo aquello. Hay quienes predican renunciamientos, y no practica ninguno ni dan ejemplo alguno y hay que identificarlos”.

El Alcalde de Guayaquil dijo que se mantendrá en el cargo municipal hasta el 2019 cuando termine su gestión para la que fue elegido, por lo tanto descartó una candidatura presidencial. Recordó que hace 25 años prometió que estaba dispuesto a dar parte importante de su vida para que “ustedes vuelvan a vivir”. Se ha cumplido y nunca va a incumplir ese compromiso. “Hay muchos que sin duda cambiaría la Alcaldía de Guayaquil por la Presidencia de la República. Yo a ustedes no los cambio por nada ni por nadie”.

Pidió a los ecuatorianos unirse para encontrar el camino de la democracia y la libertad. Porque es hora de que actuar responsablemente. “Hoy solo cabe un solo partido: el Ecuador. Una sola ambición: unirnos para que nuestro país funcione; y una sola misión: el bienestar de todos los ciudadanos de todas las regiones de la patria”.

Según Nebot, una democracia total es necesaria en el país, pues ser “demócrata no es ganar legítimamente las elecciones, sino comportarse como demócrata respetando la independencia de las funciones del Estado. Nadie por el solo hecho de ganar una elección puede ser amo de las funciones ejecutiva, legislativa, judicial, de control, constitucional y electoral. Eso no es democracia, eso es totalitarismo, y la Constitución y la ley impidan eso”.

Mencionó que la libertad es necesaria y que se debe derogar la Ley de Comunicación.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (29)
No (6)