19 de octubre de 2014 21:31

La izquierda no asegura la victoria

Miles de personas marcharon en Montevideo contra la baja de la edad de imputabilidad penal de 18 a 16 años, propuesta en un plebiscito que se  definirá el domingo 26 de octubre. Foto: Iván Franco / EFE

Miles de personas marcharon en Montevideo contra la baja de la edad de imputabilidad penal de 18 a 16 años, propuesta en un plebiscito que se definirá el domingo 26 de octubre. Foto: Iván Franco / EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Mundo. 
GDA, DPA (I)

La vuelta al poder de Tabaré Vázquez es aún incierta. Lacalle se consolida como rival opositor. Cuando faltan seis días para las elecciones presidenciales y legislativas en Uruguay, la incertidumbre se mantiene respecto al sucesor de José “Pepe” Mujica. Durante un encuentro realizado recientemente en Montevideo varios analistas coincidieron en que el resultado es “impredecible”.

Los sondeos de opinión siguen marcando una ventaja de 10 puntos promedio del candidato oficialista y expresidente, Tabaré Vázquez, sobre el opositor Luis Lacalle Pou, del Partido Nacional (PN).

Pero es muy probable que no alcance para obtener la victoria lo que obligará a una segunda vuelta, en noviembre.

El gobernante Frente Amplio (FA), con la dupla Vázquez-Raúl Sendic tiene entre el 42 y el 44% de las preferencias de los votantes, contra 31-32% de Lacalle Pou. En tercer lugar, con un 15% de promedio, aparece el Partido Colorado que tiene como candidato al senador Pedro Bordaberry. “Con el mismo Frente Amplio que en 2004, con las mismas metas y en un país mejor, Vázquez no puede emplear el mismo discurso ni hacer la misma campaña que en aquel entonces”, opinó Luis Eduardo González, director de la consultora Cifra.

El director de la empresa Equipos Mori, Ignacio Zuasnabar, comentó que “los uruguayos sienten que las cosas van bien, aunque el viento de cola es menor que en 2009” cuando el Frente Amplio conquistó el segundo gobierno consecutivo con la victoria de José Mujica, el actual Presidente.

La empresa Interconsult apuntó que las elecciones del 26 de octubre derivarán en una segunda vuelta entre el Partido Nacional y el Frente Amplio y que saldrá victorioso el candidato opositor Lacalle Pou.

Más claro parece estar el resultado del plebiscito para reformar la Constitución y bajar de 18 a 16 años la edad de imputabilidad. Es casi unánime la opinión de que la reforma no será aprobada porque necesita más del 50% de los votos y apenas alcanzaría esa cifra.

Uso de publicidad oficial

Mientras los principales candidatos presidenciales realizan actos con mucho público en el interior del país, el gobierno de Mujica utiliza cadenas nacionales para que el Ministerio de Vivienda exponga obras de viviendas para familias pobres.

La oposición ha criticado con dureza al Gobierno por el uso de publicidad oficial y de las empresas del Estado para pasar mensajes políticos.

El expresidente Tabaré Vázquez, candidato del oficialismo, destacó logros de los dos gobiernos de izquierda, durante un acto realizado en el departamento de Cerro Largo, limítrofe con Brasil, territorio con afinidad histórica a los blancos (Partido Nacional).

El opositor Lacalle Pou se ha mostrado confiado en una victoria, y dijo que un día después del balotaje comenzará las gestiones políticas para armar un gobierno de coalición para el 1 de marzo de 2015.

El politólogo Eduardo Botinelli destacó que en su sondeo, es la tercera consulta consecutiva en la cual los partidos tradicionales sumados, tienen cinco puntos más que el Frente Amplio. El FA gobierna Uruguay desde 2005 y en los dos períodos, tanto de Vázquez como de Mujica, lo hizo con mayoría parlamentaria en ambas cámaras legislativas.

Pero, ahora, los encuestadores coinciden en que lo más probable es que el Frente Amplio pierda la mayoría propia de bancas, en diputados y posiblemente también en Senado.

Hace un año, la coalición de izquierda del FA consideraba que al convencer al expresidente Vázquez de postularse nuevamente, la elección estaba liquidada y la victoria se podría dar en primera vuelta con la renovación de la mayoría parlamentaria en ambas cámaras.

Pero el crecimiento del candidato opositor Lacalle Pou comenzó a generar preocupación, tanto que la primera senadora Lucía Topolansky, esposa del presidente José Mujica, admitió que la izquierda reaccionó por los sondeos que lo mostraban muy abajo.

Reformas importantes

Para el politólogo Ignacio Zuasnabar, “Uruguay tuvo transformaciones importantes en la última década” y “algunas de las demandas ciudadanas de principios de siglo, como el combate a la pobreza, la reducción de desigualdades y el aumento de derechos sociales y del empleo, fueron satisfechas en buena medida durante los gobiernos del Frente Amplio”.

Entonces, ¿por qué el oficialismo corre riesgo de perder el poder tras dos gobiernos con alto crecimiento económico y una mejora generalizada?
“Como contracara de ese proceso surgieron nuevas demandas públicas”, sobre las que el oficialismo “no ha construido relatos satisfactorios”, dijo el sociólogo. “Los déficits más notorios (...) se producen en materia de seguridad pública y la educación”, aunque estos no son los únicos.

Lacalle Pou, con “un discurso que no discute, sino que reconoce los logros pasados” y propone “mejorar” lo que no se hizo bien y con un estilo que evita la confrontación, “ha logrado seducir a segmentos del electorado disconformes, y emparejar la elección”, expresó Zuasnabar.

2,6 millones de ciudadanos, entre los 3,2 millones de habitantes que tiene Uruguay, están habilitados para votar el domingo 26. La eventual segunda vuelta se celebraría el domingo 30 de noviembre.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)