31 de December de 2009 00:00

El ironman es un todo terreno

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Deportes
deportes@elcomercio.com

En la película ‘Ironman’ (hombre de hierro) el personaje utiliza una vestidura metálica que le otorga poderes para volar, trotar y correr a la velocidad de la luz.
  
Esto solo ocurre en la producción  de Hollywood. En Ecuador, el ‘ironman’ se entrena  hasta 28 horas a la semana  para cubrir
   
3 800 m de natación, 180 km de ciclismo y 42,2  km de atletismo.

Es un deporte  de resistencia que obliga a los atletas     a sacrificar el tiempo con sus familiares y también a invertir su   dinero para viajar a pruebas en el exterior. 

Por ello, la jornada diaria de los atletas  puede  iniciar a las 04:00  y culminar  a la medianoche.
 
Gerentes, ejecutivos, empresarios y hasta presidentes de clubes como Eduardo Maruri, titular de Barcelona, forman el grupo  de los ‘ironman’. En Pichincha, existen 25. Pero en el país el movimiento agrupa a 65,  afirma  el entrenador Danilo Parra.

Patricio Vergara forma parte de la  selecta agrupación. Son las 05:00 del martes  23 de  diciembre y  el quiteño, de 35 años,  llega en su auto al parque La Carolina, al norte de Quito. Luego,   realiza ejercicios de calentamiento y cumple    una hora y media  en bicicleta. La rutina se complementa con 30 minutos de trote.
  
Así, cerca de   las 07:00,  culmina su jornada matutina de ejercicios. Entonces, es hora     de cambiar el traje deportivo por el terno y la corbata. Vergara es gerente de una empresa petrolera y se encarga de  la comercialización del crudo a países del exterior. 

Él reside en   Tumbaco, en  las periferias de Quito. Por eso, tiene poco espacio para regresar a su casa para cambiarse  de traje tras el agotador ejercicio.
        
Por ello, ideó una solución. Todos los días, tras el ensayo, acude a la casa de sus padres, ubicada en la avenida Gaspar de Villarroel.  Ahí, en el hogar de sus progenitores,  toma una ducha   y desayuna.

Vergara es un  ‘ironman’ de  proyección en el país. Él ganó la prueba        del  Guayasman, en agosto. En noviembre, compitió en el Ironman de Panama City, en Florida, y logró el récord nacional con  nueve horas y 16 minutos.  María Luz Arellano hizo el récord  de las ecuatorianas, con 11:30.

Empezó a practicar este deporte hace dos años, por recomendación de su médico. Todos los días permanecía en la oficina, aferrado a una computadora.

Algo similar ocurrió con Santiago Gutiérrez. El quiteño también tiene 35 años y gerencia una empresa en Quito. En 2007, decidió incursionar en la disciplina para aliviar el estrés de la oficina. El principal dilema, entonces, era la natación. No sabía nadar.

Por ello, tomó un curso de tres  meses. Ahora, se alista para participar en el Mundial 2010, en Hawái, Estados Unidos.

Gutiérrez alterna los entrenamientos, de lunes a domingo, en La Carolina y en el Rancho San Francisco, Cumbayá. Esto le deja poco tiempo  para compartir con sus hijos Mateo, de 12 años, y Santiago, de 3. Por ello involucró a su hijo mayor   en las      prácticas. 

Gutiérrez  revela que para competir en el exterior, el ‘ironman’ invierte hasta USD 5 000 anuales. La mayor parte del dinero se destina  en pagos de entrenadores,   traumatólogo y el nutriólogo.

Chiqui Jauregui, de 45 años, es otra de las que vio en esta actividad una forma de mejorar su salud. Ella es secretaria ejecutiva de la presidencia del  aeropuerto. Está divorciada y tiene dos hijos. Incursionó en el deporte en agosto pasado. Desde entonces, se entrena desde  martes a   domingo, en dos horarios. Su aspiración  es    competir en el exterior.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)