17 de March de 2010 00:00

Irán está dispuesto a intercambiar una tonelada de uranio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Teherán, DPA

El gobierno de Irán dijo estar dispuesto a intercambiar una tonelada de uranio de bajo enriquecimiento por otro de mayor enriquecimiento, informa hoy el periódico local "Java" citando al jefe iraní para asuntos nucleares, Ali Akbar Salehi.

Salehi comentó al periódico que su país está dispuesto a realizar un solo intercambio de 1,2 toneladas de uranio de bajo enriquecimiento, con otros países, por 120 kilogramos de uranio enriquecido al 20 por ciento.

Anteriormente, Irán se había negado a realizar el intercambio de una sola vez como había propuesto la comunidad internacional, proponiendo, por su parte, un intercambio en tres fases.

En cualquier caso, según la información, Teherán no acepta el argumento de que, realizado en tres fases, este proceso no sería viable económicamente para las otras partes, como por ejemplo Rusia.

Este intercambio se produciría para transformar el uranio en barras de combustible para reactores de uso civil.

De este modo, se trata de dar garantías acerca del programa nuclear iraní, bajo la sospecha de los países occidentales, que piensan que podría servir para desarrollar armas atómicas.

Este extremo es negado por Irán. Salehi hizo hincapié, en sus declaraciones a la prensa, en que el intercambio debe hacerse en suelo persa para asegurar una mayor transparencia del acuerdo.

En octubre pasado, la Organización Internacional para la Energía Atómica (OIEA) moderó un acuerdo, según el cual Irán intercambiaría uranio de bajo enriquecimiento por otro de mayor enriquecimiento con Francia y Rusia, para alimentar el reactor de uso médico de Teherán.

Hasta ahora, la OIEA y los países occidentales han rechazado la exigencia de Teherán de realizar el cambio en territorio persa.

Después de no alcanzar ningún resultado con el acuerdo, Irán inició por su cuenta el mes pasado un enriquecimiento del 20 por ciento en su planta de Natanz, en el centro del país.

A pesar de ello, el gobierno iraní ha insistido muchas veces en que el acuerdo con la OIEA todavía está sobre la mesa y está dispuesto a continuar con las negociaciones.

Irán ha propuesto tres alternativas al acuerdo de la OIEA: comprar directamente el combustible, producirlo ellos mismos o que el intercambio se realice en su propio territorio.

Uno de sus argumentos es que el pueblo iraní tiene el derecho a desarrollar tecnología nuclear de uso civil. Además, niega las acusaciones de estar actuando en secreto en un proyecto militar nuclear.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)