7 de enero de 2016 16:14

Irán acusa a Arabia Saudita de atacar su embajada en Yemen

Un hombre sostiene un cartel con un retrato del clérigo chiíta Nimr al- Nimr durante una manifestación el 07 de enero 2016, frente a la embajada saudí en la capital de Yemen. Foto: AFP

Un hombre sostiene un cartel con un retrato del clérigo chiíta Nimr al- Nimr durante una manifestación el 07 de enero 2016, frente a la embajada saudí en la capital de Yemen. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

Irán acusó este jueves (7 de enero) a la aviación saudí de haber bombardeado su embajada en Yemen y prohibió la entrada en su territorio de los productos saudíes, afirmación desmentida por Riad pero que muestra un nuevo episodio en la escalada entre ambos países.

“Durante un bombardeo de Arabia Saudita contra Saná, un cohete cayó cerca de nuestra embajada y desafortunadamente uno de nuestros guardias fue gravemente herido (...) Vamos a informar al Consejo de Seguridad de la ONU de los detalles de este ataque”, dijo el viceministro iraní de Relaciones Exteriores, Hosein Amir Abdolahian.

Según Teherán, el bombardeo de su embajada es “una acción deliberada de Arabia Saudita y una violación de todas las convenciones internacionales para proteger las legaciones diplomáticas”.

Arabia Saudita, un bastión del wahabismo -una doctrina sunita puritana basada en una interpretación literal del Corán- lidera una coalición militar árabe que interviene en Yemen para apoyar al presidente Abd Rabbo Mansur Hadi. El mandatario yemení enfrenta a insurgentes chiitas, que cuentan con el apoyo de Irán.

“El gobierno saudí es responsable de los daños provocados y de la situación de los miembros del personal que resultó herido”, dijo el portavoz del ministerio iraní de Exteriores, Hosein Jaber Ansari, citado por la televisión oficial.

La coalición militar liderada por Riad en Yemen negó las acusaciones de Irán.

Según una investigación, estas “acusaciones son falsas puesto que no hubo operaciones aéreas alrededor ni cerca de la embajada”, según un comunicado de la coalición.

La investigación “confirma igualmente que el edificio de la embajada está a salvo y no ha sido dañado”, añadió.

Prohíben productos saudíes 

Irán anunció como represalia la prohibición de entrada a su territorio de todos los productos saudíes o procedentes de este país, indicó el gobierno en su web. También se mantiene “hasta nueva orden” la prohibición a los iraníes de acudir a La Meca para celebrar la llamada Umrah (peregrinación menor).

Arabia Saudita rompió el domingo sus relaciones diplomáticas con Irán tras el ataque contra sus embajadas el sábado en Teherán y Machhad.

Los manifestantes protestaban contra la ejecución de un clérigo chita saudí, Nimr al Baqer al Nim, muy crítico con el poder de Arabia Saudita, cuya muerte desató la indignación en las comunidades chiitas de varios países de la región.

El gobierno iraní condenó el ataque a la embajada y al consulado saudíes y hubo 40 arrestos pero no fue suficiente para calmar a Arabia Saudita.

La decisión saudí de romper sus relaciones con Irán fue seguida también por Baréin, Sudán y Yibuti. Por su parte Emiratos Árabes Unidos decidió reducir las relaciones diplomáticas con Teherán mientras que Kuwait, igual que Catar y las islas Comoras llamaron a consultas a su embajador en Irán.

Jordania convocó al embajador iraní en Ammán.

Las dos potencias regionales llevan años enfrentándose a distancia en Irak, Líbano o en los conflictos de Yemen y Siria.

Rohani repitió de nuevo el miércoles que “las posiciones y las acciones recientes de Arabia Saudita acentúan las divergencias y los obstáculos en la región”.

El viernes (8 de enero), coincidiendo con el rezo semanal, se esperan nuevas manifestaciones contra la ejecución de Nimri.

En el plano económico, las tensiones también afectan al precio del petróleo y este jueves el WTI cotizado en Nueva York alcanzó su nivel más bajo en doce años (USD 32,10), en un mercado asfixiado por el exceso de oferta, las cifras de las reservas estadounidenses y los malos datos de la economía china.

La prohibición de las importaciones saudíes o que transitan por Arabia Saudí también podría tener un impacto de varios millones de euros.

Las importaciones iraníes procedentes de ese país representaron USD 40 millones en los últimos ochos meses del año iraní (que empezó el 20 de marzo), según cifras oficiales, comparados con los USD 132 millones de exportaciones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)