10 de December de 2009 00:00

Ionesco representó el absurdo de existir

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Cultura y Agencias.

La celebración misma del centenario del nacimiento del dramaturgo Eugène Ionesco es digna del apelativo que recibió su tipo de teatro: ‘del absurdo’. No se sabe realmente si nació en 1909 ó 1912.  Al parecer, el error es debido  a  la vanidad de parte del autor. En los años cincuenta,  él mismo  modificó la fecha de su nacimiento, para hacer creer al mundo que era  tres años más joven.

HOJA DE VIDA
Eugène Ionesco
Nació  el 26 de noviembre de 1909, en Stalina, Rumanía . Murió,  el 28 de marzo de 1994, en París. Su tumba está  en el cementerio de Montparnasse.
Fue nombrado  miembro de la Academia Francesa, en 1970, para asumir el asiento de Jean Paulhan.Entre sus obras   también se destacan ‘El rinoceronte’, ‘El rey ha muerto’, ‘Macbett’, ‘El juego’, ‘Amadeo o como salir del paso’, ‘Delirio a dúo’, ‘El nuevo inquilino’ y ‘El peatón del aire’. Además, publicó ensayos y diarios.

Más allá de eso,  París, la ciudad que lo acogió durante su infancia y, nuevamente, después de que decidiera salir de su natal Rumanía, escogió este año para celebrar el aniversario.

Una muestra de sus archivos personales se desarrolló en la Biblioteca Nacional de Francia, al igual que coloquios y montajes.
 
Pero fue en el pequeño teatro de la Huchette, en el corazón del Barrio Latino de la capital francesa, donde se lo recordó con mayor emotividad. En ese escenario,  dos de sus obras cumbre, ‘La lección’ y ‘La cantante calva’, se han puesto en escena ininterrumpidamente, desde 1957.

A pesar de las opiniones contrarias que tuvo  la crítica en un primer momento, que incluso llamaba a sabotear sus funciones, desde ese pequeño escenario parisino las piezas teatrales de Ionesco  se abrieron espacio en el mundo entero. Hace poco, su hija, Marie France,  dijo que su padre “más que un autor francés,  es un autor universal”.
 
En Ecuador,  sus obras han tenido varias representaciones, adaptaciones y relecturas. En 2004, Malayerba  hizo un estudio sobre la escritura teatral de Ionesco en ‘Jacques  o la sumisión’ y ‘La lección’. Esta última y ‘La cantante calva’ fueron interpretadas recientemente por  los alumnos de la Escuela de Teatro de al U. Central, bajo la dirección de Madeleine Loayza.

 Para ella, el legado de Ionesco en el teatro contemporáneo se encuentra en la posibilidad de hacer lecturas diferentes de la vida,  de cómo  desde cualquier tema se  pueden cuestionar las relaciones humanas y la existencia. “En la experiencia, lo interesante fue que los actores se vieron a sí mismos,  replantearon y cuestionaron su sentido de ser”, dice. 
 
El nombre de Ionesco,    con los de  Samuel Beckett (‘Esperando a Godot’) y  Alfred Jarry (‘Ubu Rey’) , esta íntimamente ligado al teatro del absurdo. Sin embargo, el autor, actor y director rumano-francés renegaba de esta clasificación. “¿Absurdo yo? ¡Qué absurdo!”,  solía decir. Prefería que su teatro se llamase ‘de la burla’ o  ‘del escarnio’.

Como él mismo hacía referencia, su obra no tenía temas sino  obsesiones. Las más presentes de ellas son su preocupación por la muerte  y la incomunicación entre los seres humanos. Ambas, desde su escritura, se manifestaban desde una angustia metafísica y un humor corrosivo.  Mientras que, en escena, estos aspectos se retrataban mediante la creación de ambientes sofocantes y el desarrollo de  situaciones carentes de lógica. 

El comediante Esteban ‘El Ave’ Jaramillo realizó una tesis sobre la obra de este dramaturgo, específicamente sobre ‘Las sillas’.

Él dice  que la  propuesta  de Ionesco “llegó en un momento en que otorgó al teatro la posibilidad de destruir el encuentro entre el texto  y la presentación escénica,  de evidenciar la vacuidad de la palabra y, a través de ello,  mostrar el nivel de la incomunicación humana”.
Un aspecto que  -según Jaramillo-  cuadra con su contexto, el de la posguerra, cuando un mundo que se reconstruía descubrió que el hombre ya no se comunicaba con el otro.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)