9 de julio de 2014 14:55

Florida ejecutará a reo que secuestró, violó y mató a niña de 11 años

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
EFE

Las autoridades del estado de Florida (EE.UU.) ejecutarán mañana a Eddy Wayne Davis por el secuestro, violación y asesinato en 1994 de una niña de 11 años, hija de su exnovia.

El gobernador de Florida, Rick Scott, firmó en junio pasado la orden de ejecución de Wayne Davis, de 45 años, quien recibirá a las 18.00 hora local (22.00 GMT) una inyección letal en una cárcel estatal del estado por el asesinato de la niña Kimberly Waters.

Los hechos ocurrieron en marzo de 1994, cuando Davis irrumpió en el domicilio de su exnovia en el condado de Polk, en el centro de Florida, buscando dinero para beber y encontró a la niña durmiendo en la cama de la madre.

El reo, según los documentos consignados en los tribunales, le tapó la boca a la menor y la secuestró. Poco después, violó a la niña en su casa rodante, la golpeó y asfixió con una bolsa plástica que le colocó sobre la boca y nariz, pese a que la menor luchó por deshacerse de ella.

Una vez consumado el delito, Davis arrojó el cadáver en un contenedor de basura.

Posteriormente, Davis confesó ser el autor del asesinato a la Policía, que había encontrado restos del ADN del criminal en las uñas de la niña y de esta en las botas del hombre.

Davis será el decimoctavo reo ejecutado en Florida durante el mandato del gobernador Scott, la mayor cifra registrada bajo un término de Gobierno.

Florida usa tres tipos de fármacos -midazolam hidrochloride, vecuronium bromide y potassium chloride- en las ejecuciones con inyección letal administrada vía intravenosa, que provoca primero la inconsciencia del reo y luego una parada cardíaca.

Davis había apelado la sentencia de muerte con el argumento de que sufre un raro tipo de condición médica que le causará un muy intenso dolor abdominal, náuseas y vómitos tras ser inyectado.

El último reo en ser ejecutado en Florida fue John Ruthell Henry, de 63 años, condenado a muerte por el asesinato hace casi tres décadas de su esposa, Suzanne Henry, y el hijo de ella, Eugene Christian, de 5 años de edad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)