25 de enero de 2016 09:26

Torrencial lluvia provoca un deslave que obstruye el ingreso principal a la ciudad de Esmeraldas

Lluvia Esmeraldas

Las fuertes lluvias en Esmeraldas causaron una grieta en el pavimento, en el sector El Cabezón, lo que causó una gran congestión vehicular. Foto: Marcel Bonilla / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 6
Triste 5
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Marcel Bonilla

Cientos de vehículos quedaron atrapados en el ingreso a la ciudad de Esmeraldas, a la altura de El Cabezón, tras un deslave que cerró parcialmente la vía principal de ingreso a la urbe, este lunes 25 de enero del 2016.

El agua que bajó desde el cerro causó una grieta en el pavimento que imposibilitaba el libre tránsito vehicular, sumado a ello una gran cantidad de tierra arcillosa que ocupó un carril.

La ciudad de Esmeraldas soporta una torrencial lluvia desde las 22:00 del domingo que duró toda la noche, y ha dejado estragos como la caída de ramas de árboles en el mismo sector del Cabezón donde hay el deslave.

El equipo de respuesta inmediata del Municipio de Esmeraldas trabaja en el sector mientras la Policía desvía los vehículos por el ingreso alterno de la ciudad, sector el basurero y el sistema de puentes, que conecta con el norte de la población.

Las llamadas de auxilio de las familias afectadas por las lluvias se escuchan de todos los sectores. En el centro de la ciudad varios negocios fueron afectados por el agua que ingresó, esa realidad también se observa en el parque de Las Palmas, en el norte.

En San Rafael, al sur de la urbe, sus habitantes pidieron ayuda por la cantidad de agua que hay en las calles y en las casas. Los sectores ribereños como Nueva Esperanza, Puerto Limón y El Palmar, no fueron la excepción.

Los estragos por las lluvias se sienten en la isla Luis Vargas Torres, donde algunos sectores están inundados. Es que las lluvias provocaron la crecida del río Esmeraldas que baja trayendo restos de árboles. En la Isla hay temor porque el agua ingrese a todas las casas como en otros inviernos.

En Atacames las clases fueron suspendidas porque el agua ingresó a las aulas. Uno de los planteles educativos afectados es el Estrella del Mar. En ese cantón los estudiantes fueron enviados a sus casas y esta es la segunda vez que ocurre en lo que va del año por las fuertes precipitaciones.

Los problemas provocados por las lluvias también se reportaron en Quinindé, en el centro de la provincia de Esmeraldas.

Varios sectores de Esmeraldas resultaron afectados por la fuerte lluvia que cae desde ayer, domingo 24 de enero. Foto: Marcel Bonilla / EL COMERCIO

Varios sectores de Esmeraldas resultaron afectados por la fuerte lluvia que cae desde ayer, domingo 24 de enero. Foto: Marcel Bonilla / EL COMERCIO

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (1)