25 de marzo de 2015 20:08

El invierno sigue generando estragos en la región Costa

La parroquia de Alluriquín fue decarada en emergencia. Foto: EL COMERCIO

La parroquia de Alluriquín fue decarada en emergencia. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Patricio Ramos, Juan Carlos Mestanza y Bolívar Velasco

Una intensa lluvia volvió a causar estragos en Babahoyo, uno de los cantones de la provincia costera de Los Ríos. El temporal afectó ayer a casi toda la ciudad que amaneció inundada.

Hasta la tarde de ayer miércoles los moradores sacaban con baldes el agua que se acumuló en sus viviendas. Según los afectados, desde hace siete años no sufrían afectaciones de tal magnitud. En este cantón se evacuó a más de 40 familias, con la ayuda del ECU 911 de Babahoyo.

Mientras que Santo Domingo de los Tsáchilas, en menos de cinco días, tuvo dos tipos de alertas por los embates de las lluvias que han afectado la vía Alóag- Santo Domingo y localidades cercanas. El pasado 20 de marzo la Gobernación declaró la alerta naranja por los derrumbes en la parroquia rural Alluriquín.

Al siguiente día la gobernadora, Doris Merino, dijo que se trató de un error de procedimientos y que en cambio la provincia estaba en emergencia. No obstante, ayer miércoles tras el arribo de tres ministros a la provincia Tsáchila, Merino anunció que solicitó la declaratoria de alerta naranja a través de los canales regulares de comunicación con los secretarios de Estado.

En Manabí después de las últimas precipitaciones caídas hace dos semanas especialmente en los nueve cantones de la franja costera no se han registrado nuevas lluvias.

La temperatura ambiente en ciudades como Portoviejo supera los 32 grados centígrados al medio día. En Manta la situación es similar el termómetro marca entre 28 y 30 grados entre las 12:00 y 15:00. Los agricultores aún no se arriesgan a sembrar especialmente quienes optan en estas fechas por diseminar las semillas de maíz en las zonas agrícolas de Jipijapa sureste de la provincia.

En El Oro, las autoridades inspeccionarán los daños ocasionados en el cantón Balsas, que fue afectado por un fuerte aguacero y por el desbordamiento de la quebrada Santa Elena.

Según el Cuerpo de Bomberos de Balsas los sitios más afectados fueron las ciudadelas Nueve de Octubre, Machala, 1 de Mayo y Central.

La inundación alcanzó la parte urbana de Babahoyo

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)