2 de abril del 2016 00:00

La Alóag-Santo Domingo se cerrará en la noche

En el km 68 de la vía Alóag-Santo Domingo hubo un deslizamiento de tierra y lodo. Seis personas resultaron heridas y dos vehículos fueron afectados. Foto: Juan Carlos Pérez para EL COMERCIO

En el km 68 de la vía Alóag-Santo Domingo hubo un deslizamiento de tierra y lodo. Seis personas resultaron heridas y dos vehículos fueron afectados. Foto: Juan Carlos Pérez para EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
María Victoria Espinosa
Redactora(I)
mespinosa@elcomercio.com

Las seis personas que resultaron heridas en el derrumbe del kilómetro 68 de la vía Alóag-Santo Domingo se recuperan.

Todas transitaban la noche del jueves 31 de marzo en dirección a Santo Domingo, cuando los escombros del deslizamiento empujaron a la orilla del río Toachi a los dos ve­hículos en que iban.

Selenio Martínez recuerda que solo sintió un ruido y la camioneta perdió estabilidad. “Cuando sentí que nos salíamos de la carretera, abrí la puerta y me lancé a un lado de la vía. Pensé que mis tres amigos habían fallecido”.

Tres minutos más tarde aparecieron los demás, con heridas. Ellos fueron trasladados a una casa de salud de Santo Domingo. Según los médicos, los heridos presentaron traumatismos leves. Se tenía previsto que ayer les dieran el alta.

La vía Alóag-Santo Domingo fue cerrada desde las 18:30 del jueves hasta las 15:00 de ayer. Julio Vásconez, director de la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE) en Santo Domingo, aseguró que la carre­tera se encuentra en obser­vación y por ello el tránsito solo se habilitará en el día durante este fin de semana.

El horario será de 06:00 a 18:00 para todo tipo de vehícu­los. Se cerrará en el peaje de Alóag y en Alluriquín (kilómetro 79) en Santo Domingo. “Vamos a monitorear la vía, si las condiciones climáticas mejoran y se logra estabilizar el talud se abrirá permanentemente desde el sábado o domingo”.

Durante el fin de semana, un equipo conformado por la Policía y los técnicos de las prefecturas de Pichincha y de Santo Domingo monitoreará la arteria vial. Mientras tanto, se estabilizarán los taludes, se limpiarán las alcantarillas y cunetas, entre otros trabajos. Para ello se emplearán retroexcavadoras y volquetas.

Derrumbe en la Alóag Santo Domingo (VIDEO)

La Prefectura de Pichincha informó que las fuertes lluvias que se registraron la última semana en la vía humedecieron el talud y por eso se presentó el derrumbe; cayeron 5 000 metros cúbicos de material.

Del 27 al 31 de marzo llovió mucho. Según el Instituto Nacional de Hidrología e Hidrografía, en ese lapso cayeron 200 milímetros de precipitación (litros por metro cuadrado) en la vía; el doble de lo que se presentó una semana antes, cuando cayeron 100 mm.

“Se recomienda a los usuarios que estén alertas y que si llueve es mejor no transitar por la Alóag”, dijo Vásconez.

Además -agregó- si la vía se llega a cerrar por derrumbes, lo más conveniente es que los usuarios no esperen en la vía porque también corren peligro. Aconsejó que si se presenta un derrumbe y el tráfico se interrumpe, los conductores no tienen por qué invadir los carriles para intentar pasar la zona del derrumbe, pues pueden ocasionar accidentes y también dificultar el trabajo de las ambulancias o patrulleros que necesitan transitar por el lugar constantemente.

Desde la noche del jueves, los transportistas debieron esperar más de 12 horas para llegar a sus destinos. “Más de 400 personas debieron dormir en la vía”. Algunos vehículos pequeños lograron regresar y pasaron la noche en Santo Domingo. Pero los automotores de carga pesada que viajaban en dirección a la Sierra no pudieron retornar porque la carretera, que desde Unión del Toachi hasta Santo Domingo es de dos carriles, era muy angosta para darse la vuelta. “Debimos dormir en la carretera”, señaló Efraín Gavilánez.

Él transportaba materiales de construcción desde Quevedo. Debía llegar el jueves a las 22:00 a Quito, pero recién el viernes a las 11:00 pudo circular nuevamente.

La Prefectura de Pichincha autorizó la apertura de la calzada para las personas que se habían quedado en el sitio.

Los demás transportistas que esperaban en Santo Domingo fueron desviados por la vía Las Mercedes-San Miguel de los Bancos-Calacalí. Esa calzada se encuentra habilitada, aunque se recomienda transitar con cuidado porque en la vía hay baches, que pueden dañar los vehículos.

Según la CTE, los transportistas pueden movilizarse también por La Independencia- Calacalí-Quito, Esmeraldas- San Lorenzo-Quito y Quevedo-La Maná-Latacunga.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (1)