12 de febrero de 2017 16:55

Una nueva investigación se alistaría por el crimen de las turistas argentinas en Montañita

María José Coni y Marina Menegazzo desaparecieron de Montañita el 23 de febrero del 2016. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Marina Menegazzo y María José Coni desaparecieron en Montañita el 23 de febrero del 2016. Tras conocerse que ambas fueron asesinadas por dos sujetos, se emprendieron marchas en Quito, Guayaquil y Santa Elena para rechazar la violencia de género. Foto: Archivo Diego Pallero / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 12
Triste 3
Indiferente 2
Sorprendido 3
Contento 4
Redacción Elcomercio.com

La lista de las personas sospechosas de la muerte de dos jóvenes turistas argentinas, ocurrida en febrero del 2016 podría aumentar. A casi un año del hallazgo de las víctimas, en el balneario de Montañita, ubicado en la costa del Ecuador, existiría nueva información antes de que inicie el segundo juicio en este caso, según informa el periódico de Argentina La Nación.

Según publica el rotativo, la fiscal que lleva el caso, María Coloma Carrillo Pazmiño, reveló a ese medio que serían cinco las personas que podrían haber participado en el asesinato de las turistas María José Coni (21) y Marina Menegazzo (22).

Ambas eran amigas y pasaban sus vacaciones en la playa de Montañita, como parte de una visita que habían programado realizar en Ecuador y también en Perú. De hecho las jóvenes se disponían a trasladarse a la frontera peruana y cruzar ese país por tierra, cuando su trayecto se alteró y posteriormente aparecieron sin vida en una comuna alejada del balneario ecuatoriano.

Tras el crimen, dos hombres Segundo M. y Aurelio R. fueron detenidos y procesados por el asesinato. El Tribunal de Santa Elena los sentenció a 40 años de prisión al ser hallados culpables de la muerte de las jóvenes. Sin embargo, como parte de la investigación se determinó la participación de un tercer individuo en este caso.

Se trata de José P. quien también está en prisión preventiva desde noviembre del 2016. De acuerdo a la información de la fiscal Coloma, brindada a La Nación, la investigación está a punto de culminar y en los próximos días se realizará el cierre de la instrucción fiscal. "Estamos a la espera del señalamiento de audiencia: tenemos prueba irrefutable de ADN. El procesado fue compañero de trabajo de los dos sentenciados cuando ocurrió el delito", dijo la investigadora según el rotativo.

En noviembre, el abogado de la familia de las víctimas, Hernán Ulloa dijo que los nuevos implicados en el caso, con lo que sumarían cinco, estarían vinculados con unas pruebas de ADN que se realizaron. “En el lugar donde fueron asesinadas las chicas se encontró un ADN que no correspondía a ninguno de los sospechosos y esto sería tal vez lo nuevo”, mencionó el profesional a finales del 2016.

La supuesta evidencia que señala la funcionaria es un gen que pertenecería al imputado y "está mezclado en varios isopados de diferentes sitios del domicilio, con el de las dos víctimas".

La fiscal se refiere a las muestras recabadas en la casa donde habrían sido asesinadas las jóvenes. Allí los investigadores determinaron que les quitaron la vida y luego embalaron sus cuerpos en sacos de yute, para posteriormente arrojarlas en un terreno exterior a esa vivienda.

La nueva acusación no sería la única, pues Coloma cree, publica La Nación, que serían cinco personas las responsables en el caso que conmocionó a la opinión pública. "Seguro algún día caerán; hay dos muestras más. Es probable, eso depende de cuando agenden la audiencia. De acuerdo a los genes presentes existen otras dos personas más que participaron del crimen. Es lo que se presume y las investigaciones seguirán, eso quedará ya para que otro fiscal siga con el caso. Dios quiera que se llegue a identificar a todos", manifestó la fiscal. Ella se jubilará próximamente y el caso será tratado por otro funcionario de la Fiscalía.

El 14 de junio pasado, el fiscal general Galo Chiriboga, dijo que hay "muchos más" supuestos implicados en el caso de dos jóvenes argentinas asesinadas en Ecuador en febrero, aparte de los dos imputados sentenciados.

"Tenemos evidencia para dos pero tenemos también evidencia (de) que fueron muchos más los que estuvieron en eso", dijo en ese entonces Chiriboga en una entrevista en la Radio Pública de Ecuador.

El periódico La Nación informó que, después de que se determine la fecha para la audiencia, "se estima que el juicio se realizará en noviembre y se espera que los familiares de las víctimas vuelvan a viajar a Ecuador para estar en la sala frente al acusado".

La madre de María José Coni, Gladys Steffani, dijo al periódico argentino, que espera "que se busquen culpables. No me convence todo esto, porque seguimos sin saber quiénes tramaron todo, del 22 al 29 de febrero" cuando las víctimas fueron halladas.

Steffani junto a algunos de sus hijos, y hermanos de Marina Menegazzo, viajaron anteriormente al Ecuador, para identificar los cuerpos y dar seguimiento al caso. Los familiares permanecieron en ese país hasta cuando se dictó la sentencia contra los dos procesados como autores del crimen.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (34)
No (5)