10 de November de 2009 00:00

Inundaciones y sequías asuelan a la región

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Mundo y DPA
Inundaciones y muertes en países de América Central. Sequía y racionamientos de energía eléctrica y de agua en Estados de Sudamérica. El clima en la región  está trastornado a causa del calentamiento global, según expertos.

1 570  casas
resultaron dañadas en El Salvador a causa de los embates del violento huracán Ida.

En Centroamérica, El Salvador es el país más afectado por el paso del destructor huracán Ida, el fin de semana. Y los efectos son devastadores: 130 víctimas mortales y 10 348 damnificados, según la  Protección Civil. La mayor parte de las muertes se produjo por las inundaciones y deslaves.

En un balance  preliminar de daños materiales por las lluvias se contabilizaban hasta ayer en El Salvador 1 570 casas dañadas, 168 viviendas destruidas y al menos 1 400 edificaciones en condiciones de alto riesgo.

El ciclón, que tocó tierra el jueves como huracán de categoría 1 en Nicaragua,  volvió a cobrar fuerza  en las aguas cálidas del Mar Caribe en su avance hacia el Canal de Yucatán. Ida es el noveno fenómeno meteorológico con nombre en el océano Atlántico en la temporada de huracanes 2009, que comenzó el 1 de junio y finaliza usualmente el 30 de noviembre. Pero por tercer año consecutivo, la temporada adelantó su comienzo con la formación de la depresión tropical Uno,  el 28 de mayo. El adelanto constituye otra demostración de los efectos del cambio climático en la región, según especialistas  .
 
Después de golpear El Salvador, Ida se acerca a las instalaciones petroleras y gasíferas del Golfo de México y está previsto que afecte hoy  a la costa de Estados Unidos, entre Luisiana y Florida. Ida representó la primera amenaza real de tormenta de la temporada para la producción de petróleo y gas del Golfo de México y forzó a algunas compañías a cerrar plataformas costa afuera y evacuar personal.
 
La zona de alerta por el arribo de Ida incluye a la ciudad de Nueva Orleans, que aún se recupera de la devastación provocada por el huracán Katrina en  2005, informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH). El tráfico fluvial entre Nueva Orleans y el Golfo de México fue cortado debido a las malas condiciones de navegación, reportó la Guardia Costera estadounidense.

La otra cara de la medalla constituyen un grupo de Estados de América del Sur que padecen la sequía. Entre ellos, Venezuela, parte de Colombia, Ecuador y Bolivia. En el primer país, la fuerte sequía registrada durante la estación de lluvias obligó al gobierno del presidente Hugo Chávez  a establecer un racionamiento de agua que afecta desde el pasado lunes 2  a las principales ciudades y poblaciones del país.

Como parte de una campaña de ahorro del líquido, Chávez invitó a la población a tomar baños de no más de tres minutos. Asimismo, a causa del estiaje continúan los recortes de energía eléctrica en el país llanero.

En forma paralela, el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) advirtió que la situación en las siguientes semanas en Bolivia se tornará más compleja por la sequía que afecta al país.  Además, La Paz, sede de gobierno de Bolivia, solo tiene reservas de agua potable para los próximos 80 días, advirtió ayer  Víctor Rico, gerente de la Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento de Bolivia. El estiaje también ha provocado cortes de luz en Ecuador.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)