27 de julio de 2017 12:07

Inundaciones, deslaves y una familia evacuada en Patate y en Baños

Las fuertes lluvias causaron el aumento del caudal del río Verde, en Baños, Tungurahua. Foto: Glenda Giacometti/ EL COMERCIO

Las fuertes lluvias causaron el aumento del caudal del río Verde, en Baños, Tungurahua. Foto: Glenda Giacometti/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 8
Indiferente 0
Sorprendido 12
Contento 0
Modesto Moreta

Daños en un puente, una familia evacuada, cierre de una vía secundaria, deslizamientos de tierra y aumento del caudal en varios ríos provocaron las fuertes lluvias registradas desde el pasado martes 25 de julio, en la provincia de Tungurahua, Sierra centro del Ecuador.

Según la Secretaría de Gestión de Riesgo (SGR) de la provincia, el puente que comunica al cantón Patate con la parroquia El Triunfo está dañado. El desbordamiento del río ocasionó el socavamiento en las bases del paso. Al momento se utiliza la vía alterna El Triunfo-Vizcaya-Ulba.

Además, se reportó este jueves, 27 de julio del 2017, que una vivienda de construcción mixta se inundó tras el descenso de un aluvión de tierra y piedras en el barrio La Alborada de la misma parroquia. Tres personas fueron evacuadas hacia casas de familiares acogientes. Al momento las autoridades municipales realizan un recorrido para evaluar los daños en esta zona.

Los técnicos de la SGR detallaron que un deslizamiento de tierra y piedras afectó el paso de la vía que conduce al sector de Illuchi Alto de la comunidad Santa Clara del cantón Baños de Agua Santa. El personal con el apoyo de la maquinaria del Municipio local realizan la limpieza del material pétreo. No se reportó personas heridas ni afectadas. La Policía Nacional se encuentra en la zona para evitar accidentes.

También, el ingreso a la cascada El Pailón del Diablo fue cerrado al turismo por varias horas en la parroquia Río Verde, en Baños. El aumento del caudal del afluente del mismo nombre obligó a adoptar esta decisión a sus propietarios. A las 12:00 de este jueves el lugar ya fue reabierto.

Carmen Freire, propietaria del restaurante Remolino ubicado en las riberas del afluente, dijo que las fuertes precipitaciones provocaron el incremento del caudal. “La creciente del río bajó y las actividades se reiniciaron en este sitio turístico”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (0)