27 de junio del 2015 00:00

El Inti Raymi se transforma en vitrina para los políticos

Gabriela Rivadeneira Inti Raymi

En la Plaza de los Ponchos, en Otavalo, bailó Gabriela Rivadeneira, presidenta de la Asamblea Nacional. Foto: José Mafla / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 14
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 6
Washington Benalcázar
Redacción Sierra Norte

El zapateo enérgico que imprimen los danzantes alegra la celebración del Inti Raymi (Fiesta del Sol, en kichwa) o de San Juan, que se festeja en la provincia de Imbabura, ubicada en el norte de Ecuador, a partir del 20 de junio.

También conocida como Hatun Puncha (Día Grande) moviliza a las comunidades indígenas que rinden homenaje a la madre tierra por las cosechas recibidas. Los rituales incluyen baños de purificación en vertientes, lagunas y ríos, considerados sagrados. La limpieza de las casas e interminables bailes, en las que hombres y mujeres forman filas que dan vueltas en forma de caracol. La música de guitarras, rondines, violines y quenas alegra las jornadas que se extiende desde la tarde hasta el amanecer.

En las últimas semanas, entre los rostros sudorosos de los danzantes fue evidente la presencia de varios políticos, que se sumaron a la celebración.

En la Plaza de los Ponchos, la principal feria artesanal de la ciudad de Otavalo, bailó Gabriela Rivadeneira, presidenta de la Asamblea Nacional. Lucia una blusa color blanco con figuras bordadas en hilos de colores y un zamarro, una especie de pantalón elaborado con cuero de chivo que usan los vaqueros criollos para montar a caballo.

A Rivadeneira le acompañaron comparsas y grupos representativos de las escuelas y colegios de la localidad, que vestían coloridos atuendos de los pueblos kichwas de la zona andina de Ecuador. Varios guardaespaldas le escoltaban de cerca.

Según la funcionaria, ha zapateado desde cuando era niña en Otavalo, ciudad en la que ha residido casi toda su vida.

En Ibarra, capital de Imbabura, también actuó activamente el asambleísta Antonio Posso, del movimiento político Avanza. Llevando camisa azul, chaleco, zamarro café con blanco, sombrero y una máscara, representó a un chivo, como se denomina a los danzantes líderes, durante el Encuentro de los Pueblos, que organizó la Prefectura de Imbabura.

Según Posso, participa desde pequeño. “En Ibarra soy parte del pueblo Imbaya-cuna en el cual he sido aceptado con gran afecto. En El Ejido de Caranqui, en el sur de la capital imbabureña, formo parte de los “chivos mayores” de los “sanjuanes”.

Asegura, además, que todos los años baila en la vecina ciudad de Cayambe, provincia de Pichincha, al sur de Imbabura, en la fiesta de San Pedro, junto a Ricardo Ulcuango y Humberto Cholango, lideres indígenas del pueblo Kayambi.

En los llamados correteos de San Juan también bailó Pablo Jurado, prefecto de Imbabura, y Álvaro Castillo, alcalde de Ibarra.

Jurado, nativo del barrio el Tejar, ubicado a 5 kilómetros al sur de la ciudad de Ibarra, es el prioste principal de la fiesta que iniciará en ese lugar el 5 de julio próximo.

Aunque muchos imbabureños acogen a los políticos otros cuestionan su participación. Este es el caso de Rocio Cachimuel, presidenta de la Federación de Indígenas y Campesinos de Imbabura (FICI). “Esta incursión de los políticos para promocionarse con el Inti Raymi viene desde hace tres años. La organización de la fiesta desde las instituciones o los funcionarios públicos lo que hace es folklorizar una celebración sagrada de los pueblos ancestrales de la zona andina”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (4)