22 de febrero de 2018 15:12

Se intervinieron 17,8 km del río Monjas, en el norte de Quito

Para precautelar la seguridad de las personas se realizaron trabajos de dragado y encauce del río Monjas con una inversión de USD 83 000. Foto: Ivonne Mantilla / EL COMERCIO

Para precautelar la seguridad de las personas se realizaron trabajos de dragado y encauce del río Monjas con una inversión de USD 83 000. Foto: Ivonne Mantilla / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 0
Unidad de Noticias
(I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La mañana de este jueves 22 de febrero del 2018, se realizó un recorrido por las obras de mitigación sobre el caudal del río Monjas, en el tramo que comprende desde Pomasqui hasta La Pampa. Esta zona fue intervenida desde mayo del 2017 hasta el 15 de febrero del 2018, en 17,8 km en 13 puntos que resultaban afectadas debido a la creciente del río y provocaba deslizamientos de taludes.

Juan Zapata, Secretario General de Seguridad y Gobernabilidad D.M.Q, explicó que la temporada lluviosa, a comparación de años anteriores, ha subido tres veces más, lo que provoca que los caudales del río crezcan y las viviendas que se localizan al pie de quebrada resulten afectadas. Por esta razón, y para precautelar la seguridad de los moradores se realizaron trabajos de dragado y encauce del río con una inversión de USD 83 000.

Durante el recorrido se visitaron dos puntos de los 13 que fueron intervenidos debido al peligro que existía para los moradores de la zona. En el primer lugar que resultó afectado, en Pomasqui, se realizó el encauce del río, un dragado, además se construyó un muro de escollera y se efectuó un relleno técnico de escombros para proteger el talud.

José Cabrera es uno de los beneficiados. Recuerda que la creciente el río Monjas llegaba hasta las viviendas. “Con la construcción del muro de escollera y el relleno hemos vuelto a tener lo que hace años había y que por muchos años fue desapareciendo por el río, el talud tiene unos 30 metros de relleno en esta zona y el compromiso de los moradores también permitió que se dé solución a este problema. Fue un trabajo en conjunto con las autoridades”, añadió.

En la Casa de Campo, ubicada en la Pampa, se efectuó el encauce y el dragado en esta zona. Se tiene previsto la realización de un relleno técnico, previo la autorización de la Secretaria de Ambiente.

Daniel Timpe, coordinador de Emergencias de Epmmop, explicó que en esta zona se separaron 70 metros al río del talud, para evitar que el río siga haciendo efecto en el talud de las casas colindantes y de tal manera precautelar las que están situadas más adentro.

“En este punto tenemos dos casas que están deshabitadas porque son de alto riesgo, la Casa de Campo como la conocíamos y la Casa Blanca, que está ubicada a un lado, se está haciendo un estudio para intentar salvar las viviendas aunque ya no sería habitables”, expresó Timpe.

José Dulbecco, propietario de una de las fincas afectadas, comentó que es la primera vez que se realiza una intervención del río. “El día de ayer hubo una crecida que si no se hubiera hecho la intervención del río, las casas aledañas ya no existirían este momento. La fuerza de este río alcanza un caudal que es verdaderamente peligroso”, expresó.

Los puntos intervenidos son Pusuquì Chico Bajo Sur, Pusuquí Chico Bajo Centro, Pusuquí Chico Bajo Norte, Pomasqui Sur, Casa de la Familia Hurtado, Puente del Común, Puente de la Marquesa, Casa de la familia Báez, Canchas de la liga barrial San Cayetano y las Piscinas Municipales de San Antonio de Pichincha.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)