16 de mayo de 2018 20:13

Intervienen colegio de Guayaquil donde estudiaba la menor que fue agredida por sus compañeros

El velatorio de la niña de 11 años que falleció por causa de un edema cerebraL. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

El velatorio de la niña Brithany, de 11 años, que falleció por causa de un derrame cerebral. Sus restos reposan en un cementerio de la parroquia Pascuales. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 78
Triste 5
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 2
Redacción Guayaquil

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Una intervención integral se aplicará en el colegio público del sur de Guayaquil donde estudiaba Brithany. La niña de 11 años falleció a causa de un derrame cerebral el pasado domingo. Las autoridades investigan si su muerte está vinculada con la agresión que sufrió por parte de un grupo de compañeros de aula, el viernes anterior.

El Ministerio de Educación anunció la tarde de este miércoles 16 de mayo del 2018 que la intervención implica “una auditoría interna, apertura de sumarios administrativos para todas las autoridades del plantel, sanción disciplinaria y la separación inmediata de cinco estudiantes involucrados en el hecho de agresión”, señala un comunicado.

Estas sanciones se aplican según los artículos 330 y 331 sobre faltas graves de la Ley Orgánica de Educación Intercultural (LOEI). La ley incluye como faltas graves el hecho de “generar situaciones de riesgo o conflictos dentro y fuera de la institución” y “participar activa o pasivamente en acciones de discriminación en contra de miembros de la comunidad educativa”.

Tyron Morán, padre de la pequeña, relató que Brithany les había pedido no volver al colegio. Se los dijo el viernes por la tarde, luego de confesarles que había sido golpeada por cinco compañeros de su curso de octavo de básica.

“Ese viernes por la tarde nos contó lo que había pasado: que la habían amarrado de pies y manos, le taparon la boca con una toalla y le pegaron. Le dijeron que era una broma y a la mejor amiga de ella también la golpearon”.

Morán presentó una denuncia por presunto homicidio culposo. El fiscal César Peña explicó que ese delito es penado con prisión de tres a cinco años y que por ahora recaban información para determinar qué sucedió en el colegio.

El martes hizo el reconocimiento del lugar y anunció que este viernes tomará las versiones de las autoridades del plantel y de una mujer que supuestamente estaba al cuidado de los menores cuando ocurrió el hecho violento, aunque no era parte de la institución.

Los padres de los menores implicados también serán citados. Los estudiantes sancionados recibirán clases asistidas durante los días de suspensión escolar y tendrán acompañamiento psicológico, como informó el Ministerio.

En el plantel, el aula permanece cerrada para las indagaciones. La intervención incluye además la activación de círculos restaurativos, enfocados en los estudiantes. También se revisará la infraestructura.

Brithany fue sepultada la tarde de este miércoles. Sus restos reposan en un cementerio de la parroquia Pascuales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (58)
No (4)