23 de noviembre de 2016 10:14

El interés personal pesa en el cambio de camiseta política

rchivo / El comercio En octubre del 2004, Andrés Páez (izq.) y Ramiro González todavía eran de ID.

En octubre del 2004, Andrés Páez (izq.) y Ramiro González todavía eran de ID. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 168
Triste 1
Indiferente 4
Sorprendido 0
Contento 5
Jorge González

Con la definición de las listas para terciar por las 137 curules de la Asamblea Nacional se hizo más evidente el cambio de camiseta política de los candidatos.

En el socialcristianismo, la alianza Creo-SUMA, la Unidad Popular y Compromiso Social hay, al menos, 13 políticos que llegaron de otras agrupaciones. Algunos incluso terciaron en elecciones pasadas con otra bandera política.

El analista político Xavier Flores cree que esos cambios demuestran que aún hay una “inconsistencia ideológica” en los partidos. Y que en Ecuador, los grupos de oposición -principalmente- carecen de una institucionalidad.

Pero también -añade- queda en evidencia que los políticos aún se mueven de acuerdo con sus intereses personales. Un ejemplo fue lo que ocurrió con la denominada Unidad. “La coalición buscaba ir más allá de lo electoral, pero se vio que los actores políticos pusieron por delante sus intereses personales”.

Juntos Podemos aspiraba la Vicepresidencia de la candidatura única, SUMA un mayor protagonismo nacional y Avanza lidera las listas de asambleístas nacionales.

Los movimientos del prefecto del Azuay, Paúl Carrasco, y del alcalde de Quito, Mauricio Rodas, se fueron con Guillermo Lasso.
Ramiro González encabeza la lista de su partido, Avanza. Este político tiene un pasado con la Izquierda Democrática (1989-2006) y luego en el gobierno de Rafael Correa ocupó cargos públicos (2008-2015) como presidente del Directivo del IESS y fue Ministro de Industrias y Productividad.

Pero González no cree que su caso pueda considerarse como ‘camisetazo’ porque su partido ya estuvo en dos elecciones (2013 y 2014). “En las elecciones anteriores estuvimos en contra de Alianza País, entonces Avanza no estaba con el Gobierno”.

César Rodríguez y Mónica Chuji también estuvieron en el oficialismo y hasta antes de las inscripciones militaron en Juntos Podemos. Ella será candidata para la Asamblea por la alianza Creo-SUMA y él se decantó con Fuerza Ecuador, de ‘Dalo’ Bucaram, por Pichincha.

Otras figuras como Gustavo Larrea y Alberto Acosta también pasaron del oficialismo al Acuerdo Nacional por el Cambio, que impulsa la candidatura presidencial de Paco Moncayo. Aunque ellos no están terciando en estas elecciones.

En el proceso de alianzas otros casos visibles son Franco Romero (ex PSC) en El Oro y Patricio Mendoza (ex PRE) en Los Ríos, que dejaron sus partidos para apoyar a Guillermo Lasso.

El PSC también logró sacar gente de otras filas. Freddy Bravo (exPrian) Loja, Roberta Zambrano (exPRE) Esmeraldas, Luis Tapia (exPSP) Bolívar, Francisco Asán (exPrian) Guayas. Zambrano dijo que ya había decidido alejarse de la política, pero decidió participar como asambleísta por la invitación de la presidenciable Cynthia Viteri y del alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot.

Luis Serrano, militante del MPD, ahora tiene su movimiento Salud y Trabajo y dijo que apoya a Lasso. En el 2013 fue candidato para la Asamblea por la alianza plurinacional de las izquierdas.

Y en el Movimiento Compromiso Social, del presidenciable Iván Espinel, encabezará la lista nacional Héctor Vanegas. Él fue presentado hace dos meses como parte de la plataforma Compromiso Ecuador, que impulsa la postulación presidencial de Guillermo Lasso.

En el 2009, en cambio, fue candidato para la Prefectura por el exPrian y en el 2013 fue carta del exPRE para la Asamblea Nacional. “No puede haber un camisetazo porque esos partidos (Prian y PRE) dejaron de existir”, comentó el candidato.

 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (25)
No (6)