27 de mayo de 2018 14:58

El intercambiador de Carapungo se cubrió de grafitis

La intervención realizada este domingo 27 de mayo del 2018  en Carapungo es parte de la campaña Si no es arte, a otra parte, impulsada por el Municipio de Quito. Foto: Isabel Alarcón / EL COMERCIO

La intervención realizada este domingo 27 de mayo del 2018 en Carapungo es parte de la campaña Si no es arte, a otra parte, impulsada por el Municipio de Quito. Foto: Isabel Alarcón / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
Isabel Alarcón

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Las paredes internas y externas del intercambiador de Carapungo tendrán una nueva imagen. Desde las 10:00 de hoy, domingo 27 de mayo de 2018, un grupo de artistas urbanos se ubicó en el lugar para transformar este sitio y llenarlo de grafitis que hacen alusión al elemento tierra y al pueblo Kitu Kara.

Carlos Villavicencio, miembro del Colectivo Cultural de la Calle, cuenta que en este proceso se está trabajando junto con la comunidad y 10 grupos artísticos del sector. Las ideas para la temática elegida provinieron desde la parroquia Calderón y sus alrededores.

En este espacio se pintarán figuras de masapan, tejedoras, componentes de los Kitu Kara y se representarán elementos de la naturaleza. La idea es rescatar la memoria social y cultural del territorio a través del arte urbano, dice Villavicencio.

Paola Hidalgo, directora de comunicaciones de la Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas (Epmmop), explica que la idea es que los pasos a desnivel de Quito “se conviertan en una gran galería de lo que representan nuestros antecedentes históricos y culturales”.

La intervención realizada hoy en Carapungo es parte de la campaña Si no es arte, a otra parte, impulsada por el Municipio de Quito. Durante la primera fase se pintarán nueve intercambiadores de la ciudad entre los que están el de la Universidad Central, el Puente del Guambra, el de la avenida 12 de octubre, de la Tarqui, La Y, Labrador y Naciones Unidas.

Cada uno de estos tendrá un concepto diferente, tomando en cuenta lo que las personas que viven y trabajan en estas zonas quieren rescatar de su sector. En el intercambiador de la Universidad Central, por ejemplo, participarán estudiantes y gira en torno al elemento aire. En el puente del guambra se desarrollará una temática relacionada al agua, ya que en este sector hay muchas lagunas, dice Hidalgo.

En las intervenciones siempre se incluirán elementos ancestrales. Para Villavicencio, este tipo de procesos son importantes para romper los estereotipos en torno al grafiti y lograr una vinculación con la comunidad y entre los diferentes colectivos de cada zona.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (2)