29 de octubre de 2014 18:14

El 47 % de los integrantes de las FARC fueron reclutados siendo niños

Integrantes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en el Cauca, el 6 de junio de 2013. Foto: EFE

Introduzca el texto aquí

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Cynthia de Benito / EFE
Bogotá

El 47 % de los integrantes actuales de la guerrilla de las FARC fueron reclutados siendo niños. Así lo revela un novedoso estudio que busca ser un "llamado de atención" sobre esta práctica, considerada como el crimen "más grave" de los producidos durante el conflicto armado en Colombia.

Atendiendo a datos aportados por los propios desmovilizados de este grupo subversivo y documentos oficiales, casi la mitad de los cerca de 8 000 guerrilleros actuales que conforman las FARC entraron al grupo armado siendo menores, dijo en una entrevista con Efe el responsable de la investigación, Luis Andrés Fajardo.

Las conclusiones están en el libro "Reclutamiento de niñas y niños como crimen internacional de las FARC en Colombia", publicado por la Universidad Sergio Arboleda.

"Documentos funcionales, los estatutos e incluso otros anexos de las FARC dan cuenta de que el reclutamiento fue parte de sus prácticas, especialmente los que tienen más de 15 años, porque la guerrilla no reconoce la Convención sobre los Derechos del Niño al haber sido firmada por el Gobierno colombiano", apuntó.

Es una de las conclusiones del equipo de casi 25 personas que, liderado por Fajardo, inició hace 18 meses una intensa búsqueda de información para establecer un patrón que diera respuesta a los grandes interrogantes del fenómeno: por qué se produce y qué lo favorece.

Pese a que el reclutamiento fue utilizado también por otras guerrillas como el Ejército de Liberación Nacional (ELN) o los paramilitares de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), el equipo se centró en las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) por la información disponible.

"El tema del reclutamiento forzado tiene varios actores, pero el que numéricamente ha generado más víctimas y aquel sobre el que hay más información es las FARC", declaró.

Y cruzando datos, el equipo obtuvo conclusiones, como que las zonas donde hay presencia de recursos naturales como la minería ilegal o cultivos ilícitos presentan mayor reclutamiento, o que las FARC prefieren a los niños indígenas.

"Los indígenas son muy valorados porque conocen el terreno, se mueven fácilmente en él y aparentemente tienen mayor resistencia a los elementos de la naturaleza, lo que les permite sacar mayor provecho de estos niños", explicó.

Fajardo se apoya en su estudio para determinar que "todo reclutamiento es forzado" aunque los menores puedan unirse a las FARC voluntariamente.

"La guerrilla aprovecha las situaciones de abandono de parte del Estado y ofrece a los niños un salario para mandar a su familia, pero después no les dejan salir porque se les considera una decepción, les hacen juicio y los matan. Es una trampa, porque un niño no tiene libremente la capacidad de decidir, son coaccionados", aseguró.

Además, afirma que en la actualidad "el reclutamiento forzado se está dando porque los niños, en busca de una oportunidad, se reclutan para luego ser desmovilizados e incluirse en los programas" de ayuda que desarrolla el Estado.

Los datos que nutren el estudio fluyen del registro en el que los desmovilizados cuentan su historia y pretende, según Fajardo, corregir errores observados en el proceso judicial que siguió a la desmovilización de las AUC a mediados de la década pasada, conocido como Justicia y Paz.

"Nos metimos en este tema porque en el proceso de Justicia y Paz han sido prácticamente nulas las sentencias judiciales que se han dado por este delito. Sería terrible que siguiéramos adelante en un proceso de justicia transicional olvidándonos del crimen que para la Corte Penal Internacional ha sido considerado como el más grave de todos", aseguró Fajardo.

La complejidad de este fenómeno en Colombia reside en que el proceso de reinserción de quienes sostuvieron por primera vez las armas siendo niños es más difícil por el efecto psicológico de la violencia a una temprana edad.

"Es la transformación de una estructura de valor que les permite identificarse como ciudadanos, respetar la ley o buscar un trabajo. Todo eso cambia cuando ingresan a un grupo armado", subrayó.

El equipo investigador asegura que no buscan una demanda internacional, sino "generar un debate" en Colombia que consiga que el proceso de desmovilización ponga "como foco principal" a los niños y niñas que hicieron y hacen parte de la guerra que se libra en la selva.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)