23 de abril de 2016 00:00

Instituciones financieras ofrecen apoyo y habilitan sus servicios

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 6
Redacción Negocios

Entidades financieras empiezan a definir el apoyo para los sectores productivos afectados por el terremoto del pasado sábado.

La Corporación Financiera Nacional (CFN), por ejemplo, indicó que refinanciará 807 operaciones crediticias en Manabí y Esmeraldas, las provincias más afectadas por el movimiento telúrico de 8,7 grados y que está dejando pérdidas en varios sectores.

A las personas que tienen préstanos vigentes con la CFN se les dará un período de moratoria de seis meses para el pago de intereses y capital.

Las cuotas por concepto de intereses podrán reprogramarse hasta por dos años, mientras que las de capital se podrán cancelar hasta en 10 .

El proceso, que lo coordina junto al Ministerio de la Política Económica, incluye la extensión de plazos para el pago de intereses y capital, la reducción de tasas de interés para los créditos otorgados y la habilitación de una nueva línea de financiamiento.

El anuncio lo hizo la presidenta del Directorio de la CFN, María Soledad Barrera. Las facilidades, indicó, se darán a los clientes que desarrollan actividades en los sectores de pesca, turismo, agroindustria, alimentos y transporte.

La funcionaria dijo que no solo se atenderá a clientes actuales, sino que también habrá opciones de financiamiento a largo plazo para nuevos emprendimientos productivos.

Según datos de la CFN, las operaciones crediticias que se beneficiarán de una reducción de tasas de interés al 7,5% suman USD 147 millones.

En las dos provincias afectadas, además, se suspenderán los procesos de coactiva, embargos y remates.

El Banco del Pacífico también diseñó un plan de acción para aliviar la situación financiera de las personas impactadas por el terremoto. Entre las medidas está otorgar un período de gracia por 90 días para las cuotas que están por pagar en el caso de préstamos y tarjetas de crédito de Pacificard.

Durante ese período no se cobrará a los clientes los intereses de mora ni gastos de cobranza. Por lo tanto, el récord crediticio de las personas no resultará impactado, indicó.

La entidad financiera tampoco cobrará las comisiones de abril, mayo y junio, en caso de operaciones como transferencias recibidas y enviadas, retiros de cajeros automáticos, pagos de servicios básicos y “transacciones de corresponsal no bancario como Tu banco banco aquí”.

Asimismo, se asignó un fondo de USD 70 millones en condiciones preferenciales destinado a capital de trabajo para el sector productivo afectado.

Por su parte, desde la Corporación Nacional de Finanzas Populares y Solidarias (Conafin) se determinaron cinco medidas emergentes. Por ejemplo, se movilizarán 20 millones a través de las cooperativas de las zonas mayormente afectadas para que la gente cuente con dinero en efectivo.

También se propusieron mecanismos para pagar las deudas en un plazo mayor, entregar préstamos para reactivación productiva, activar las inversiones entre cooperativas de ahorro y crédito, y alianzas con entes de integración.

Otros bancos privados se han concentrado esta semana en habilitar su infraestructura en las zonas afectadas para facilitar transacciones comerciales y el retiro de efectivo.

Banco Pichincha informó que está habilitando más cajeros automáticos en Manabí. La red en Chone está totalmente operativa y tres cajeros ya funcionan en Pedernales. Ayer entró en operación una unidad móvil en Portoviejo, en el Cuartel de la Policía Nacional.

Mientras que Banco de Guayaquil señaló que indicó que abrió la posibilidad de transferir dinero efectivo desde el celular para que pueda ser retirado en cajeros automáticos. Esta transacción se puede realizar sin tarjeta. No es necesario que el beneficiario sea cliente.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)