24 de enero de 2018 00:00

6 000 inspecciones de bomberos al mes a locales de Quito 

EL COMERCIO

Las instalaciones del restaurante Toronto, ahora están cubiertas por una lona. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 12
Redacción Quito
(I)
quito@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Hace un mes, en Quito hubo una explosión en el restaurante Toronto, en el norte, con 11 heridos y dos muertos. La explosión ocurrió en un local cercano a una gasolinera, que por fortuna no se vio afectada. En el Distrito ninguna entidad maneja un registro de gasolineras que tengan restaurantes en sus instalaciones.

Según datos de la Agencia de Regulación y Control Hidrocarburífero (ARCH), en la capital hay 127 gasolineras. Los bomberos aseguran no tener un registro de cuántas gasolineras tienen restaurantes en el Distrito, por lo que no hay datos de cuántos locales con estas características pasan los controles.

Maricruz Hernández, directora de Prevención e Ingeniería de fuego del Cuerpo de Bomberos Quito, dijo que desde la explosión se inspeccionan con más frecuencia los locales de alto riesgo.

Explosión Toronto video

“El énfasis está en el control de la gasolinera. El restaurante debe cumplir sus condiciones al igual que las gasolineras, independientemente de donde se ubiquen. Además, no es cuestión del Cuerpo de Bomberos en donde se localicen”, aseguró Hernández.

La Agencia Metropolitana de Control (AMC) informó que tiene la competencia para revisar que establecimientos como gasolineras, tiendas o restaurantes tengan su Licencia Única de Actividades Económicas (LUAE).

Si estos locales no tienen su LUAE vigente, la AMC puede dictar una medida cautelar como la clausura, por ejemplo. Esta entidad aplica la Ordenanza 125, en su artículo 29 determina que cualquier persona natural o jurídica debe contar con esta licencia si ejerce actividades económicas con fines de lucro. Esta entidad aseguró no tener un registro de la cantidad de restaurantes que funcionan en gasolineras o en puntos cercanos.

Los controles que realizan los bomberos a las instalaciones de restaurantes se efectúan según su capacidad, por una parte si son de hasta 50 personas, o si superan esa cantidad. En el 2017, los bomberos inspeccionaron a 4 536 locales de comida.

“Puede ser que la ordenanza (la 470) no sea muy específica en temas de gas”, dice Hernández. Sin embargo, explica que la norma Inen 2260 especifica parámetros que se deben cumplir en cuanto a instalaciones. Por ejemplo, cada centralita debe tener conectados solo tres tanques de gas y tres de reposición.

En el caso del restaurante Toronto, había una centralita con nueve tanques de uso doméstico, en reemplazo de los de uso industrial, para abaratar costos, ya que el kilo de gas doméstico está a USD 0,10 mientras que el kilo del industrial cuesta 0,98.

Según Juan Luna, jefe de la Unidad de Investigación de Delitos Energéticos e Hidrocarburíferos, en el caso Toronto, el restaurante había pasado una revisión en donde indicaban que utilizaban tanques industriales de 45 kilogramos, conectados a una centralita de gas “Pero en el segundo piso el propietario hizo otro tipo de instalaciones ilegales”, aseguró.

Esta división de la Policía efectuó, en el 2017, 255 operativos de transportación ilegal, almacenamiento y mal uso de los derivados de hidrocarburos. En el 2016 fueron 185, y 145 en el 2015.

“Dentro de la investigación, la Policía se encuentra en la segunda fase, que incluye la toma de versiones, porque necesitamos saber quién le proveía de gas de 15 kilogramos y no de 45”, dijo Luna.

Hernández aseguró que dentro de la normativa no se pide al bombero que se fije, cuando inspecciona un restaurante, qué tipo de cilindro de gas está usando. “Sin embargo, si encuentran esa condición lo reportan a la AMC. Además, se hicieron unos ajustes para reportar también a la Unidad de Delitos Hidrocarburíferos”, dijo.

El Cuerpo de Bomberos de Quito cuenta con 40 inspectores, aunque sostuvo Hernández, deberían ser al menos unos 70. “Al mes hacemos un promedio de 200 inspecciones por técnico. Se realizan, entre todos, 6 000 observaciones mensuales”, indicó la funcionaria.

Fernan Freire, abogado de Lin S, aseguró que un 95% de las familias de las víctimas, y los propietarios de los vehículos que resultaron afectados por la explosión, han sido indemnizados. Lin S. enfrenta dos expedientes fiscales. Uno por homicidio culposo, por la muerte de dos personas. Y otro por almacenamiento ilegal de gas, delito sancionado con hasta tres años de prisión.

Luego de la tragedia del restaurante Toronto, la ARCH explicó que en enero ha habido un aumento del consumo de gas industrial, aunque el dato final se hará público en febrero.

En contexto

El bajo precio del gas de uso doméstico impulsa a los dueños de locales de comidas a evadir el uso de gas industrial. En el caso del restaurante Toronto, tenía una centralita con nueve tanques de 15 kg en un local ubicado junto a una gasolinera.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)