6 de enero de 2015 15:11

Nace hija de espía cubano concebida por inseminación artificial en EE.UU.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia DPA

Uno de los tres espías cubanos recién liberados por Estados Unidos se convirtió hoy (6 de enero) en padre de una niña engendrada por inseminación artificial, uno de los gestos que condujeron en diciembre al histórico acuerdo entre Washington y La Habana para restablecer sus relaciones diplomáticas.

Gema, la hija del ex agente de inteligencia cubano Gerardo Hernández, nació esta mañana en La Habana, informó el diario oficial "Granma" en su web. La madre, Adriana Pérez, pudo tener a la niña después de que el gobierno estadounidense permitiera a su padre donar esperma desde una cárcel de California.

El caso de Hernández, uno de los llamados "Cinco cubanos" detenidos en 1998 en Estados Unidos, fue otro de los temas que causaron sensación hace unas semanas en el marco del histórico acuerdo anunciado en diciembre por Washington y La Habana.

Hernández purgaba hasta entonces una pena de doble cadena perpetua después de ser detenido como parte de una red clandestina de la inteligencia cubana en Florida. Estaba recluido en una prisión de alta seguridad en California, donde no podía recibir visitas de su esposa.

La administración de Barack Obama, sin embargo, permitió que el espía donara esperma para su mujer en Cuba, un gesto enmarcado en el año y medio de negociaciones secretas entre ambos países para retomar las relaciones diplomáticas rotas en 1961. "Podemos confirmar que Estados Unidos facilitó el pedido de la señora Hernández (sic) de tener un hijo con su esposo", confirmó en diciembre el Departamento de Justicia norteamericano a la agencia dpa, después de que surgieran las primeras informaciones de que Washington había permitido la inseminación artificial.

Las imágenes de Adriana Pérez mostrando un embarazo avanzado tras la llegada de su esposo a La Habana en diciembre habían sorprendido a muchos en la isla. La televisión estatal cubana emitió desde ese día numerosas imágenes de la pareja. Hernández y otros dos de los "Cinco" fueron liberados como parte del acuerdo entre Washington y La Habana.

Los otros dos ya habían vuelto a la isla tras cumplir sus condenas. El caso de los "Cinco" fue una de las principales causas internacionales del castrismo en la última década en su enfrentamiento ideológico con Estados Unidos. "La emoción es muy grande y todo el mundo está preguntando", señaló el propio Hernández poco después de su llegada a La Habana. "Hubo que hacerlo por control remoto", bromeó entonces en alusión a la donación de esperma ocurrida meses antes.

En 2012, Adriana Pérez se lamentaba todavía de la larga separación de su marido y de la imposibilidad de formar una familia. "El reloj biológico va marcando su etapa final para ser madre", dijo Pérez, entonces de 42 años, en una entrevista con un medio mexicano, en el marco de una campaña cubana para conseguir la liberación de los "Cinco".

En el pasado las autoridades estadounidenses rechazaron en varias ocasiones solicitudes de presos para donar esperma a sus parejas. Varios reos intentaron a menudo en vano apelar ante los tribunales.

En el marco de la reconcialición política con Cuba, fue sobre todo el senador demócrata Patrick Joseph Leahy el que abogó en Washington por permitir la inseminación artificial. Según uno de sus colaboradores, Estado Unidos consiguió así también mejores condiciones para el contratista Alan Gross.

El cooperante, detenido en 2009 y condenado a 15 años de cárcel en Cuba por "delitos contra la seguridad del Estado", fue parte del intercambio de prisioneros pactado entre los gobiernos de Obama y Raúl Castro. Gross volvió a su país también en diciembre.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)