21 de diciembre de 2016 10:01

El 25% de los inmuebles de Tonsupa tiene fallas estructurales

Muchas edificaciones, que no cumplieron las normas técnicas de construcción, colapsaron en el sismo del lunes 19 de diciembre del 2016. Foto: Marcel Bonilla / EL COMERCIO

Muchas edificaciones, que no cumplieron las normas técnicas de construcción, colapsaron en el sismo del lunes 19 de diciembre del 2016. Foto: Marcel Bonilla / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 18
Indiferente 1
Sorprendido 3
Contento 2
Marcel Bonilla

Los serios daños en nueve hoteles de Atacames y cuatro colapsados en Tonsupa hicieron concluir a los técnicos del Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda (Miduvi) que existen falencias graves en los procesos constructivos.

En la estructura del hostal El Encuentro, colapsada en el malecón de Tonsupa, se observa la corrosión del hierro y la falta de consistencia en el hormigón (más arena que cemento). Eso detalla uno de los técnicos que realiza la evaluación de las edificaciones afectadas por el sismo de 5.7 grados, que ocurrió el lunes 19 de diciembre.

Francisco Zambrano, propietario del inmueble, dice que se adoptaron todas las medidas técnicas, pero las bases cedieron completamente.

La evaluación al estado de las construcciones en Atacames se efectúa desde el 12 de diciembre, cuando sucedió el primer sismo fuerte de 5.1 grados.

Un informe preliminar del Miduvi determinó que un 25% de las construcciones en Tonsupa se levantó sin las normas técnicas. En esta parroquia del cantón Atacames existen 8 000 predios, que representan la mayor inversión en infraestructura hotelera en el sur de la provincia de Esmeraldas.

La Secretaría de Gestión de Riesgos informa que el 70% de las viviendas de esa parroquia presenta fisuras, grietas y se han caído las paredes.

En cambio, en el poblado de Atacames un 40% de la infraestructura hotelera tiene una afectación media-alta. Y el 20% de las viviendas tiene paredes caídas, fisuras y grietas.

En Tonsupa fueron afectadas 70 casas y buena parte de la hotelería, porque no habrían sido construidas con bases sismorresistentes. A la casa de Carmelina Estupiñán, construida de hormigón y bloque, en el barrio John Pérez de Tonsupa, se le dañaron las paredes y se arquearon las columnas.

Hasta el momento, 1 200 familias reportaron que tienen sus viviendas afectadas.

Bayardo Ramírez, coordinador zonal del Miduvi, tras realizar una inspección en Tonsupa -la mayor zona afectada-, explica que en muchas construcciones de edificios y casas faltan detalles técnicos. Por ejemplo, las estructuras son precarias, porque están incompletas; es decir, no tienen cadenas, cimentación, columnas, vigas y marcos estructurales; por lo tanto, al estar sueltos ceden con facilidad, explica.

La única diferencia entre las casas y hoteles es que estos son más grandes y al tener deficiencias se destruyeron.

Ciro Conde, dueño de una tienda que colapsó en la vía Tonsupa-Atacames, asegura que se ciñeron a las normas, pero no sabe por qué se cayó.

Una de las explicaciones del presidente de la Cámara de la Construcción de Esmeraldas, Alberto Valencia, es que en Tonsupa muchos no contratan a calculistas para que hagan un verdadero estudio de suelo para conocer su resistencia.

El exdirector del Miduvi, Eddy Villacís, agrega otro detalle: se debe tomar en cuenta que Atacames, por ser el epicentro del sismo y a poca profundidad, el impacto a las construcciones ha sido mayor, que el terremoto del 16 de abril.

Valencia y Villacís creen que no se hace el seguimiento a las construcciones desde la Comisaría de Construcción Municipal a quienes ejecutan las obras, quienes no siempre son profesionales calificados.

Por ahora se espera un informe de las pruebas que se harán al hormigón de los hoteles afectados y materiales que se usaron en la construcción de los edificios con grietas y mampostería caída.
Uno de los constructores en la zona de Playa Azul-Tonsupa, donde hay 29 viviendas con daños estructurales, manifiesta que las construcciones en esa zona, técnicamente pueden ser de hasta 15 pisos, pero se ha abusado al no regirse a las técnicas establecidas.

El alcalde de Atacames, Byron Aparicio, informó que se revisarán las construcciones aprobadas en planos para que cumplan las normas. “Desde que estoy al frente del Municipio hemos controlado”.

Hasta el momento no se han cuantificado los daños, pero según el Alcalde, las pérdidas económicas son millonarias por la inversión turística.

En el Departamento de Planificación están aprobadas 12 nuevas edificaciones en Tonsupa, pero con los problemas ocasionados por los sismos podría perderse esa inversión, señala el alcalde Aparicio.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (1)