11 de septiembre de 2015 07:23

Austria corta una autopista tras llegar casi 12 000 refugiados a la frontera

Un niño migrante afgano lleva a su hermano menor en una caja de plástico en la parte austríaca de la frontera entre Hungría y Austria cerca Nickelsdorf, Austria. Más de ocho mil inmigrantes pasaron por este lugar. AFP

Un niño migrante afgano lleva a su hermano menor en una caja de plástico en la parte austríaca de la frontera entre Hungría y Austria cerca Nickelsdorf, Austria. Más de ocho mil inmigrantes pasaron por este lugar. AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 4
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

Casi 12 000 refugiados han llegado a la localidad fronteriza austríaca de Nickelsdorf en poco más de
24 horas procedentes de Hungría, lo que obligó a cortar el tráfico en una autopista por "razones de seguridad".

La policía austríaca ha informado de que entre la medianoche y la mañana del 11 de septiembre  llegaron a Nickelsdorf
3 670 personas, mientras que a lo largo del jueves fueron unas 8 000.

En ese paso fronterizo las fuerzas de seguridad calcularon que se encontraban a las 04:00 GMT (23:00 del jueves, hora de Ecuador) unos 2 600 refugiados, mientras que otros 1 200 se han podido alojar en algunos lugares cercanos.

Sin embargo, alrededor de 1 500 personas tuvieron que dormir a la intemperie en Nickelsdorf debido a la falta de alojamientos, con temperaturas por debajo de los diez grados.

El elevado número de personas que cruza por ese paso fronterizo y el peligro que supone para la circulación de la autopista A4 ha llevado a que se corte el tráfico en ambas direcciones en ese punto a las 05:00 GMT (00:00 hora de Ecuador), según informó la empresa pública que gestiona la vía.

Después de unos 90 minutos la autopista volvió a reabrir en dirección a Hungría, pero sigue bloqueado el tráfico en dirección a Viena.

Hans Peter Doskozil, el director de la policía de la región austríaca de Burgenland, donde se encuentra Nickelsdorf, aseguró a la radio pública ORF que tanto las fuerzas de seguridad como los servicios de asistencia están "al límite de sus capacidades".

El ejército austríaco está montando tiendas de campaña para ofrecer alojamientos a los miles de refugiados que llegan en un momento en el que las condiciones climáticas han empeorado, con temperaturas más bajas y lluvias esporádicas.

Ayer también tuvo que interrumpirse el tráfico ferroviario entre Austria y Hungría debido a la "masiva sobrecarga" de trenes procedentes de este último país que transportan a cientos de refugiados que quieren llegar a Viena y continuar luego su viaje hacia Alemania.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)