11 de marzo de 2017 12:51

El Inigemm trabaja en la estabilización subterránea en la zona de hundimiento de Zaruma

Trabajos de perforación en la escuela La Inmaculada, donde se planifica el taponamiento definitivo de las galerías subterráneas que han generado problemas de hundimiento. Foto: Cortesía / Twitter GAD de Zaruma

En la foto, aulas de la Escuela La Inmaculada de Zaruma colapsaron por hundimiento registrado el 26 de octubre del 2016.  Las lluvias del pasado 14 de diciembre del 2016 agravaron el socavón donde se filtró agua. Actualmente Inigemm trabaja en la estabilización de la zona. Foto: @GADZAruma / Gobierno Municipal de Za

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Elena Paucar

La escuela La Inmaculada Fe y Alegría se convirtió en el centro de operaciones. En su patio se instaló desde la semana anterior una enorme perforadora para cavar dos pozos exploratorios, de unos 70 metros de profundidad, que permitirán avanzar en los trabajos de remediación en la zona de hundimiento del centro de Zaruma.

Desde octubre del año pasado, un socavón mantiene en alerta a este cantón de El Oro. El agujero se tragó un bloque de aulas el 2 de enero, en pleno centro histórico; y desde entonces, pese a los trabajos preventivos para taponar el área de deslizamiento, el boquete ha vuelto a formarse en al menos en cinco ocasiones.

La última vez fue a fines de febrero, cuando maquinaria municipal colocó más de 190 volquetadas de material pétreo para cubrir el área. A inicios de marzo nuevamente apareció una especie de embudo, por donde se escurría la tierra.

El alcalde Jhansy López anunció que ya se concretó el plan para los trabajos definitivos, a cargo del el Instituto Nacional de Investigación Geológico Minero Metalúrgico (Inigemm).

“Inicialmente se habló de un presupuesto de USD 650 000 y el trabajo tomaría entre tres y cuatro meses”.El Inigemm, parte del Ministerio de Minería, firmó un convenio de cooperación técnica con la compañía Gran Nacional Minera Mariscal Sucre para las tareas de excavación subterránea, que determinarán la calidad de la roca y el método de estabilización. El plan consiste en taponar las galerías detectadas bajo el plantel, para lo cual ubicarán 12 puntos de perforación para colocar pilotes de estabilización.

Como parte de las tareas de exploración, técnicos del instituto hallaron dos cavidades, producto de la minería ilegal, a aproximadamente 50 y 40 metros de profundidad. “El orificio más grande servirá para diseñar y construir el tapón de hormigón subterráneo, que estabilizará la zona afectada”, explicó el Inigemm, a través de un comunicado.

Estas cavidades están en la veta mineralizada, es decir, eran utilizadas para labores de minería, que están prohibidas bajo la zona urbana. Los túneles tienen una dimensión aproximada de 15 a 18 metros de alto, entre 15 y 20 metros de largo y unos 4 a 10 metros de ancho. Un equipo de ingenieros mineros realiza inspecciones en su interior.

El pasado martes, la Secretaría de Gestión de Riesgos (SGR) emitió una resolución de emergencia para Zaruma, en la que se concluye que el hundimiento ha sido causado por la intensa actividad minera. Pero también resalta que la peligrosidad ha aumentado debido a la estación lluviosa.

Técnicos de esta entidad realizaron un mapeo del subsuelo, a través de tomografías y con la ayuda de un georadar de profundidad. Ese estudio geofísico determinó que “los procesos de hundimientos pueden repetirse en zonas adyacentes y dentro del casco urbano”.

La información coincide con el mapa de galerías mineras, levantado en el 2001 por la Dirección Nacional de Geología. En ese año hubo reportes de actividad minera que generó hundimientos en las calles Carlos Reyes, Gonzalo Pizarro, Colón, la avenida El Oro y en sitios puntuales como el colegio Don Bosco, el estadio, el sector El Calvario y el canchón municipal.

Como parte de las recomendaciones, la SGR establece la intervención urgente para la estabilización de taludes y remediación del hundimiento, específicamente en La Inmaculada.

Ricardo Peñaherrera, subsecretario general de la institución, explica que las galerías detectadas bajo la escuela serán taponadas.

“Hay algunas galerías que se han hecho por el tema minero. Esas galerías se van a cerrar con un diseño especial de hormigón. Luego, con material de la zona y otra mezcla especial de cemento, se rellenará por completo”.

Sin embargo, existen otras cuatro zonas vulnerables en el cantón. El alcalde López indicó que el Inigemm también hará perforaciones en esas áreas para determinar el riesgo.

El pasado 10 de enero, el Ministerio de Minería aprobó la ampliación de la Zona de Exclusión Minera en Zaruma, tras la emergencia por el socavón. En el mapa se fijó un sector de 173 hectáreas, que abarca la zona urbana e histórica, donde está prohibida la actividad minera.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)