9 de December de 2009 00:00

La Iniciativa Yasuní no consolida los apoyos

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Sociedad 
sociedad@elcomercio.com

Son casi dos años que la Iniciativa Yasuní-ITT está en pie y hoy es la propuesta bandera de Ecuador en la Cumbre Mundial de Cambio Climático. Pero hasta ahora solo ha recibido elogios y ofrecimientos de países como Bélgica, Portugal,  España, entre otros.

Tras varias giras de promoción que realizaron delegaciones ecuatorianas por Europa y Estados Unidos, la única oferta que incluye montos concretos es la de Alemania. Este país se comprometió en aportar fondos al proyecto con USD 50 millones anuales durante 13 años.

A cambio, Ecuador se compromete a no explotar 846 millones de barriles de petróleo en el bloque Ishpingo-Tambococha-Tiputini (ITT), en el extremo oriente de la Amazonia.

Pero un análisis  de la Agencia de Cooperación Técnica alemana para el  desarrollo (GTZ) y José Antonio Garibaldi, experto peruano, advirtieron que como se  plantea  la propuesta, no encaja en el Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL). Es  un acuerdo que permite cumplir con las metas de reducción de gases de efecto invernadero (GEIs).

El análisis señaló que “la Iniciativa ITT no es elegible para el MDL porque es difícil vincular la no explotación de crudo con reducciones concretas y medibles de emisiones”.  Adiciona que “la (no) extracción del crudo no constituye en sí una actividad que reduzca las emisiones de los GEIs. Aquello que genera las reducciones de emisiones no es el hecho de no explotar las existencias del crudo, sino el de no quemar los combustibles fósiles...”.

La sentención de la GTZ es que “la Iniciativa no calificaría, por tanto, bajo el Protocolo de Kioto como ‘proyecto’ tanto forestal como de existencias de combustibles”. Agregó que   “en el Protocolo de Kioto en general y el MDL en particular, se calcula la reducción de emisiones contra una línea base de emisiones y no contra la línea base de existencias (reservas petroleras)”.

Ivonne Yánez, en un taller sobre cambio climático de la Agencia Ecologista Tegantai, afirmó  que “el problema está en que la propuesta se enfoca exclusivamente hacia el mercado de bonos de carbono”. 

Coincidió con Alberto Acosta, ex ministro de Energía,  sobre  que debería incluirse a todo el territorio del Yasuní.  En este parque nacional hoy están bloques petroleros como el 15, 17 y 31, los cuales incluso linderan con la Zona Intangible (700 000 hectáreas), dedicada a la protección de los pueblos no contactados tagaeri y taromenane.
   
Garibaldi consideró que la iniciativa ecuatoriana corre el riesgo de   competir con las de  otros países con mayores recursos petroleros y zonas de conservación. “Lo ideal es que Ecuador presente un conjunto de propuestas”. Es decir que se haga un solo paquete con las propuestas de generaciones hidroeléctrica, eólica..., conservación de bosques y más.  
 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)